Borges insiste en una agenda concreta y espera que el diálogo “no sea habladera de paja”

borges

El diputado Julio Borges asistió este jueves a la mesa de diálogo entre Gobierno y oposición instalada en el Palacio de Miraflores y aseguró que en el país todavia existen damnificados de las lluvias que afectaron el país en el año 2010.

Borges enfatizó que no se pretende “calmar la calle” con esta asistencia a la mesa por parte de la oposición y afirmó que el diálogo y las protestas no son elementos excluyentes.

“Ustedes dicen que en nuestro país hay dos modelos; escasez es escasez en todas partes del mundo, el esquema económico que ustedes han elegido, fracasó”, dijo.

Indicó que en el último año se ha devaluado el bolívar cuatro veces y calificó de “una vergüenza” el que no haya producción nacional. Señaló que hay una guerra económica “contra el bolsillo del venezolano” y pidió que se elija “un camino totalmente diferente”.

Asimismo, se refirió a la violaciones que se han cometido en el parlamento nacional. “La Asamblea Nacional se ha convertido en un campo de concentración”, aseguró.

Con respeto a la liberación de los presos políticos, pidió que se revise y se apruebe la Ley de Amnistía y consideró que “sería un gran aporte”.

“Hagamos las cosas a través de una agenda concreta, que no sea habladera de paja”, insistió.