Carta abierta al Ministro Rodríguez

Ministro Rodríguez: le escribo atendiendo al llamado que nos hiciera a propósito de la presentación de la Comisión Nacional por la Calidad Educativa y en respuesta a sus declaraciones publicadas en “Últimas Noticias”, en donde desmintió que el Ministerio esté solicitando en escuelas del país datos personales de las familias.

La Comisión Nacional por la Calidad Educativa que usted preside tiene vicios de origen. El mandato de la misma señala que su propósito es enmarcar el nuevo currículo en el Plan de la Patria. Entienda, Señor Rodríguez, que la Constitución de Venezuela es el único pacto que nos rige como país. El Plan de Patria es excluyente, inconstitucional y propone modos de dominación ideológica que responden, como ha sostenido recientemente la Conferencia Episcopal Venezolana, al corte totalitario del gobierno que hoy ejerce el poder en Venezuela.

Duele que el ministerio de educación es un brazo ideológico de la Revolución. Desde los Municipios Escolares se presiona indebidamente, se buscan modos perversos para someter las conciencias de las comunidades educativas y se siembra miedo en el corazón de los venezolanos. Esto es inmoral, Sr. Rodríguez, y las familias venezolanas no podemos callar frente a tal injusticia.

Forma, asociación civil desde la que sirvo con orgullo a mi país, hace esfuerzos por denunciar esta realidad y articular las conciencias de miles de venezolanos que están preocupados por la educación de todos los niños de esta tierra. Como bien lo sabe, desde hace 6 semanas hacemos Asambleas Ciudadanas para informar sobre el tema. Con alegría le informo que los venezolanos, a pesar del talante autocrático del régimen, hemos redescubierto el sentido de bien común, estamos venciendo el miedo y fortaleciendo una comunidad resistente que apuesta por la reconquista de la democracia y la reconstrucción del país.

Sr. Rodríguez: la educación nos convoca y nos une. Esta lucha, en la que me acompañan miles de familias, no es sólo mía, ni por mis tres hijos. Esta es una lucha de todos y para todos. A diferencia de usted, yo sí creo que la educación es un camino para salir de la pobreza y sueño con un país con justicia social en donde todos los niños coman, jueguen y estudien en el seno de un hogar amoroso, estable e independiente en lo económico.

Para terminar Sr. Rodríguez, y a propósito de sus declaraciones publicadas en Ultimas Noticias, le exijo que no le mienta al país y que sea honesto en sus pronunciamientos. Usted sabe que la denuncias de las encuestas es cierta. Usted sabe que los Municipios Escolares solicitaron esa información. Y lo más importante: sólo usted sabe con qué intenciones lo hicieron. Me despido reafirmándole mi compromiso con la lucha por la defensa de los derechos constitucionales e invitándolo a hacer un profundo examen de conciencia: ajústese a derecho, respete la Constitución y actúe conforme a ella.

Paola Bautista de Alemán
Vicepresidente de Forma