Come despacio y baja de peso

dieta

Investigadores del Hospital General Laiko de Atenas, descubrieron que ciertas hormonas intestinales son liberadas durante las comidas para generar la sensación de saciedad en el cerebro. Por ello realizaron un estudio para averiguar si la velocidad de la alimentación afecta la producción de estas hormonas. Informe21

Análisis científico

En el estudio, todos los voluntarios comieron 300 mililitros de helado a distintas velocidades. Cuando finalizaron, se midió siete veces, a intervalos de 30 minutos, sus niveles de glucosa, insulina, lípidos y hormonas intestinales en la sangre.

Como resultado, aquellos que comieron su helado más despacio, tuvieron mayores niveles de hormonas intestinales, por lo que se sentían más satisfechos.

Date tu tiempo

La conclusión a la que se llegó es que las personas que comen más rápido, por las presiones del trabajo y estilo de vida, son más propensas a subir de peso, ya que las hormonas intestinales no mandan la señal de saciedad al cerebro.