China penará con cárcel a los consumidores de animales salvajes exóticos

El órgano legislador de China ha aprobado una reforma de ley que estipula que se podrá penar con hasta 10 años de cárcel a aquellas personas que coman animales salvajes exóticos, como el panda gigante, el mono dorado o el pangolín.

La Asamblea Nacional Popular (ANP, Legislativo) de China aprobó esta medida en su sesión bimensual celebrada esta semana, según publica hoy la prensa estatal.

Juicio

De acuerdo al documento legal, cualquier persona que coma o compre “con otros objetivos” alguna de las 420 especies consideradas por el Gobierno chino como animales salvajes exóticos o en peligro de extinción será sentenciado a penas de hasta diez años de cárcel, dependiendo del grado de ofensa.

En China habitan alrededor de 6.500 especies vertebradas, alrededor del 10 por ciento del total mundial. Más de 470 vertebrados terrestres son animales autóctonos de China, incluido el panda gigante, el mono dorado, los tigres del sur de China y los cocodrilos chinos.

No obstante, estos animales se enfrentan a muchas adversidades en el país asiático para sobrevivir, como la caza ilegal, el consumo de productos derivados de los mismos o el deterioro del medio ambiente.

“Comer estos animales no es sólo una mala conducta social, sino también la principal razón para que la caza ilegal no haya sido atajada a pesar de las repetidas campañas lanzadas contra ella”, explicó Lang Sheng, jefe adjunto de la Comisión de Asuntos Legislativos del órgano chino. EFE