Joven italiano murió aplastado por un crucifijo gigante

Foto Infobae
Foto Infobae

El joven de 20 años, originario de Lovere, en la región de Bérgamo, realizaba una excursión con sus compañeros capellanes, publica Infobae.

La cruz del Cristo Redentor, de más de 30 metros de altura, realizada por el artista italiano Enrico Job (1934-2008), se rompió de repente y una parte cayó sobre el grupo, matando al instante al joven.

La cruz había sido realiza para celebrar la visita a Brescia del papa Juan Pablo II en septiembre de 1988. Se trataba de un estructura curva con una estatua de Jesucristo de 600 kilos, que es la parte que se ha desprendido.

Juan Pablo II será canonizado el domingo junto a Juan XXIII, originario de un pequeño pueblo de Bérgamo, como el joven fallecido.