El hampa tiene azotadas las unidades de transporte de la ruta Güigüe-Aragua

Ser víctimas de robos y secuestros es en lo que se ha convertido la labor diaria de los choferes que trabajan en la línea de transporte Arvelo y que prestan servicio en la ruta Güigüe-Aragua. notitarde.com / Angela León Moyetones

21c089b5-4832-4ba1-9e69-89e36d5c779d_W_00600

Patricio Jiménez, presidente de esta organización, informó que en las últimas semanas los colectivos han sido atracados en cuatro ocasiones por tres días consecutivos, lo que ha despertado una gran preocupación no solo en los choferes, sino también en las personas que utilizan el servicio.

Explicó que esta línea presta sus oficios desde las 4:00 a.m. hasta las 11:30 p.m., tiempo durante el cual trasladan a cientos de personas trabajadores y estudiantes que hace vida en zonas del estado vecino.

Sin embargo, precisó que en los últimos meses salir a trabajar para los profesionales del volante se ha convertido en una gran preocupación, puesto que el hampa que reina en el municipio Carlos Arvelo hace estragos, sobre todo en las horas nocturnas.

Al respecto, detalló que el pasado viernes al menos tres unidades de la línea de transporte fueron robados casi consecutivamente, y luego el día lunes otra de las unidades fue nuevamente víctima del hampa.

Aseveró que en reiteradas ocasiones han hecho llegar sus quejas a los organismos de seguridad correspondientes, sin embargo, sus solicitudes no han sido escuchadas, teniendo como resultado un incremento sustancioso de los delitos.

Manifestó que en vista de esta situación, están estudiando la posibilidad de cancelar el servicio nocturno. “Nosotros somos una empresa con más de 60 años de existencia y siempre hemos trabajado en horario nocturno. Sin embargo, de continuar con el problema de la inseguridad nos veremos en la penosa necesidad de suspenderlo, lo que generaría un gran problema en los usuarios que utilizan el transporte durante estas horas”, señaló.

En este sentido, pidieron la presencia de alcabalas en las vías, patrullaje constante y revisión de unidades, para resguardar la vida de los usuarios y trabajadores. “Nosotros no queremos detener el servicio, por eso pedimos ayuda”, dijo. Asimismo, destacó que de no recibir respuestas, en los próximos días se verán en la necesidad de irse a un paro general.

Güigüe y Tacarigua son las zonas más afectadas

El secretario general del Sindicato de Transporte Público de Carlos Arvelo, Reinaldo García, aseguró que las parroquias con mayor índice delictivo en unidades de transporte son Güigüe y Tacarigua.

Denunció que en lo que va de año, los delitos en los colectivos se han incrementado en un 100%, “esto ante la mirada indiferente de los organismos de seguridad”.

Señaló que en un fin de semana han sido robados hasta 12 autobuses, mientras que los funcionarios “brillan por su ausencia”. Es por ello que solicitó una reunión, lo más pronto posible, con los jefes de los organismos de seguridad de la Policía de Carabobo, Cicpc, Guardia Nacional y Policía Municipal, “para que entre todos encontremos la solución a este grave problema”.