En Mercal hay mucha cola para pocos productos

El vigilante de una empresa privada, Héctor González, llegó a las 3 de la madrugada del martes al portón del Mercal ubicado en Guanire, con el pro­pósito de comprar leche en polvo para su hijo. eltiempo.com.ve / Omar E. Pérez

75206_338x198_0106703001398909872

Delante de él ya había siete personas que esperaron hasta las 9 de la mañana para ingresar al abasto. González salió a las 10:30 am con una bolsa azul llena de alimen­tos y logró comprar la tan ansiada leche a un precio de 14 bolívares, pero sólo le dieron un paquete de un kilo luego de permanecer seis horas formado en una cola.

“Es un sacrificio que hay que pagar para que rindan los reales. En ningún otro lado venden más barato que Mercal. El problema es el tiempo que se pierde en la cola y la poca cantidad de alimentos que se puede comprar. En otros locales la leche en polvo cuesta 70 bolívares y los buhoneros cobran hasta 200 por una lata”, señaló el vigilante, quien además consiguió aceite vegetal, café, azúcar, arroz, lenteja, harina precocida y salsa de tomate. “En total gasté 102 bolívares”.

Incompleto

Algunos de los asistentes que esperaron frente al Mercal de Guanire indicaron que no todos los días se consiguen los productos.

“Hoy llegó leche, aceite, café y azúcar, pero no hay ni pollo ni car­ne. Otras veces pasa lo contrario o no se consigue nada. Entonces el mercado que uno hace queda incompleto”, dijo Gloria Culpa.

La señora Glendy González llegó a las 7:00 de la mañana al Mercal. Eran las 10:30 am y todavía estaba en la mitad de la cola. Su prioridad era comprar la leche en polvo para sus hijos gemelos de dos años.

“Me tengo que calar la cola porque la leche está escasa. Una lata me dura sólo tres días y me alcanza para hacer tres teteros diarios. Cuando se me acaba se la compro a los revendedo­res en 150 bolívares”, dijo González.

Los presentes coincidie­ron en que comprar en Mer­cal sale más barato y con Bs. 300 hacen un mercado “resuelto”, mientras que en otra parte gastarían más de 2 mil bolívares por lo mismo. Sólo criticaron el tiempo que se pierde en las colas y los pocos productos que dan por persona.