El Nuevo Herald: Maduro mezcla represión y diálogo para dominar a la oposición

AVN/Referencial
AVN/Referencial

El régimen de Nicolás Maduro ha emprendiendo una ola represiva para tratar de moldear a la oposición y convertirla en una fuerza mucho más dócil, centrando la persecución política en aquellos sectores que respaldan la protesta en la calle, dijeron analistas y dirigentes políticos.

ANTONIO MARIA DELGADO/El Nuevo Herald

“El gobierno está intensificando la represión, pero sólo está persiguiendo al sector de la oposición que no está en la mesa de diálogo y que ha estado muy activa en la protesta pacífica en la calle”, explicó Diego Moya-Ocampos, analista senior de IHS Global Insight/IHS Jane’s.

El uso del aparato judicial, controlado en su totalidad por el chavismo, como herramienta de persecución política puede verse en las últimas citaciones judiciales de dirigentes de la oposición, especialmente aquellos que forman parte de Voluntad Popular, el partido del encarcelado líder opositor Leopoldo López, dijeron los consultados.

“Están intensificando la represión, utilizando las instituciones del Estado, utilizando el poder judicial para perseguir a quienes disienten con el gobierno”, comentó Moya desde Londres.

“En los últimos días hemos visto la salida de una cantidad de citaciones del Sebin (Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional) para activistas y dirigentes de Voluntad Popular”, agregó.

El incremento de la persecución política viene de la mano de las acusaciones lanzadas la semana pasada por el régimen contra un selecto número de dirigentes, acusándolos por un lado de tramar para derrocar a Maduro y por el otro de haber estado detrás del reciente asesinato de un cercano colaborador del fallecido presidente Hugo Chávez.

Más información en El Nuevo Herald