Runrunes del martes 06 de mayo de 2014

ALTO

JIRAHARA: Así se llama el grupo larense que tiene 27 años reuniéndose cada mayo -por feliz iniciativa de Félix Otamendi- para analizar y discutir en contundentes mesas de diálogo los principales problemas de Venezuela. Lo integran ciudadanos de todo el país. Hasta 1999 cuando asistió el ministro de Defensa Raúl Salazar, el último miembro del gabinete que concurrió, era usual ver a ministros y funcionarios así como políticos de diferentes toldas sentarse juntos a pensar en el país.

La llegada del gobierno militar hizo que el ministro “monje” dijera que ellos “solo tenían tiempo para hablar con los pobres”. Tres días de conversas fecundas me traje de esa agradecida invitación que me hicieron para hablar de tantos “runrunes” que se nos quedan en el tintero. Apuesto al éxito de todos en el Grupo Jirahara pues es el de Venezuela…

MEDIO

OTRO NEGOCIO MÁS: El tema de los bombillos ahorradores de energía que nos metieron hasta por los ojos desde 2006 y de cuyo negocio revelamos era una triangulación –como Chávez hizo costumbre para “ayudar” a Cuba y sus generales- con la isla de los Castro no nos es ajeno. La visita de Chávez ese año al pujante Vietnam capitalista -al mejor ejemplo de la otrora China comunista hoy convertida en símbolo de un voraz consumismo al estilo de Paris, Londres, Moscú o Nueva York- sirvió para que rubricara un acuerdo de compra de una planta fabricante de los bombillos con mercurio para pasársela a Cuba y éste país cobrara por la triangulación en un negocio doblemente perjudicial para Venezuela con el fin de que la isla obtuviera todos los beneficios y nuestro país se quedara con los ejemplos portadores de la contaminación ambiental más peligrosa en materia de iluminación.

El reparto de los bombillos fue promocionado todos los días por varios meses. Como todos los proyectos que emprende el régimen militar venezolano a mitad de camino se abandonan. La feroz propaganda roja hablaba de las bondades de aquellas luminarias que hoy le corresponde desechar y alerta de su peligro al ministro de electricidad y presidente de Corpoelec, teniente Jesse Chacón, que nada tuvo que ver aquel 2006 con la compra de la planta vietnamita y sus bombillos vía Cuba. Para ese entonces ocupaba el ministerio del Interior y Justicia, uno de los ocho despachos ministeriales por los que ha pasado en los 15 años de robolución.

Las advertencias de muchos sectores de la sociedad ante el peligro contaminante de las luminarias trianguladas nunca fueron oídas por el gobierno de Chávez .Esas críticas fueron consideradas “necias, desactualizadas y con odio a los hermanos cubanos que nos están ayudando en el tema eléctrico”. Una mentira más del Chávez comprometido con la economía de los Castro. El equipo militar cubano integrante de uno de los distintos frentes controlados por los uniformados, como el Grupo Gaviota, se hizo acreedor a los ingentes ingresos del negocio.

BAJO

ROJOPINTAS: Para el gobierno es peor que el crímen de Otaiza lo haya cometido el hampa común -mimetizada en una banda de menores que son criminales harto conocidos por los pobladores del barrio La Palomera de Baruta- en vez del sicariato criollo o extranjero. Las pruebas son irrefutables por más circo que quieran montar… Lo que a la chita callando viene haciendo Maduro es seguir la cartilla del Fondo Monetario Internacional. Convencido parece estar que no le queda otro remedio que aplicarla. El desastre de país que su presidencia está logrando justifica el rechazo de casi el 80% de los venezolanos a su gestión. Cree que con interminables y bufas cadenas levanta la debacle numérica en las encuestas.

Por el contrario mientras más habla más yerra. Estuve una semana sin programa de radio por esa roja obligatoriedad …En referencia a nuestra nota sobre el sorpresivo despido del MG Wilmer Barrientos del ministerio de Industrias nos aseguran que la relación con Maduro se venía deteriorando tras colocar al frente de Cemento Andino al “Chuki” Barrios Contreras, compañero suyo de promoción.

Nelson Bocaranda Sardi

@nelsonbocaranda

Lea los Runrunes completos aquí