Campamentos estudiantiles fueron desmontados por la GNB en una madrugada llena de violencia

Foto EFE
Foto EFE

Varios centenares de guardias nacionales y policías desmontaron durante la madrugada del jueves los cuatro campamentos que mantenían en el este de Caracas un grupo de jóvenes que protestaban contra el gobierno. En la acción fueron detenidas 243 personas, anunció el ministro de Relaciones Interiores, mayor general Miguel Rodríguez Torres. AP

Dos de los campamentos estaban frente al edificio donde funcionan las oficinas del Programa de Naciones para el Desarrollo y en la plaza Bolívar del municipio capitalino de Chacao, y los otros dos en el sector de Santa Fe y la plaza Alfredo Sadel del municipio capitalino de Baruta.

PNUD-2

El alcalde opositor del municipio de Chacao, Ramón Muchacho, dijo en su cuenta de Twitter que poco antes de las 3.30 de la mañana unos 700 guardias nacionales y 200 policías nacionales se presentaron en los dos campamentos y los desalojaron (clickea aquí para ver video).

Rodríguez Torres dijo a la televisora estatal que las autoridades determinarán en las próximas horas quiénes de los 243 detenidos serán presentados ante el Ministerio Público y los tribunales.

El ministro indicó que las autoridades tienen evidencias que desde esos sitios salían grupos a “cometer hechos terroristas, incendiar las cabinas del Metro, incendiar patrullas de la policía, enfrentarse con bombas molotov y con armas a los cuerpos de seguridad”, y agregó que “es impresionante la cantidad de droga que se consiguió en este sitio”, pero no ofreció detalles.

Campamento de la Sadel quedó destrozado
El alcalde opositor del municipio Baruta, Gerardo Blyde, dijo al canal de noticias Globovisión que pasadas las 7 de la mañana varios centenares de policías nacionales se retiraron de la Plaza Alfredo Sadel luego de registrar las carpas del campamento que operaba en ese lugar e incautar evidencias.

“No tenemos información sobre lo que incautaron, lo que sí sabemos es que se retiraron de la plaza y eso quedó destrozado y vamos para allá a levantar todo”, agregó.

Muchacho solicitó a las autoridades “garantizar los derechos humanos y el debido proceso” a los detenidos, y dijo a la emisora local Unión Radio que “no hay elementos para mantener a los estudiantes privados de su libertad”.

El ministro indicó que desde esos campamentos se salía a “cometer actos violentos”, y agregó que “es impresionante la cantidad de droga que se consiguió en este sitio”, pero no ofreció detalles.

Venezuela se ha visto sacudida desde febrero por protestas de universitarios y opositores, esencialmente de clase media, en contra de una inflación desbordada —que alcanzó en marzo una tasa anualizada de 59%_, el desabasto y un alto índice de delincuencia.

Maduro ha señalado que las acciones de protesta forman parte de un plan promovido por grupos de “extrema derecha” para dar un “golpe de estado”.

Los violentos incidentes registrados en Caracas y otras ciudades han dejado 41 muertos, 785 heridos y unos 2 mil 200 detenidos, de los cuales 197 permanecen arrestados y sujetos a procesos judiciales, según la Fiscalía General.

Fotos Antonio Posteraro