El polémico topless de Irina Shayk en apoyo a las niñas nigerianas (Foto)

Comenzando por Michelle Obama, las mujeres más famosas del planeta han logrado dar visibilidad al movimiento global #BringBackOurGirls -que exige la liberación de las más de 200 niñas nigerianas secuestradas por el grupo terrorista Boko Haram- a través de fotografías en las redes sociales, pero ninguna ha logrado atraer el aluvión de críticas que está recibiendo la modelo rusa Irina Shayk, publica elmundo.es.
De hecho, en Twitter no dejan de aparecer comentarios que desaprueban el método empleado por la novia de Cristiano Ronaldo para dar voz a la causa solidaria: la publicación de una imagen en la que lanza una mirada seductora a la cámara y en la que el cartel con el conocido lema oculta su pecho desnudo.

“Egoísta”, “irrespetuoso” e “insensible” son solo algunos de los calificativos que varios internautas han dedicado al posado de la estrella de las pasarelas. Además de seguir ocupando un lugar destacado en su perfil de Instagram -a pesar de peticiones de inmediata retirada-, ha sido considerado por muchos detractores como una mera maniobra promocional para “seguir dando que hablar” en la prensa por sus atributos físicos.

“Me parece que su única motivación es la de seguir dando que hablar por su cuerpo para promocionar su carrera, la foto demuestra un egocentrismo muy peligroso que deja en un segundo plano la solidaridad que se necesita en estos momentos”, escribió un usuario de Twitter tras quedar “terriblemente sorprendido” por lo ocurrido.

“Creo que la foto carece de toda clase, es de muy mal gusto y claramente irrespetuosa. Probablemente sean este tipo de cosas las que dan argumentos a los terroristas para evitar que las niñas reciban la misma educación que los chicos. Les está haciendo un gran favor”, apuntó otro internauta.

El polémico ‘top less’ de Irina es difundido por la modelo sólo unos días después de que otra fotografía suya sin parte de arriba (en este caso, involuntaria) fuese sumamente comentada. La modelo fue ‘cazada’ por un paparazzi mientras realizaba una sesión fotográfica para Sports Illustrated.