Félix Velásquez: Que vivan los estudiantes

thumbnailfelixvelasquezLa lucha estudiantil en Venezuela ha pasado por tres etapas importantes que es bueno recordar y traer a colación para ponernos en sintonía con lo que sucede actualmente en Venezuela. La primera de estas luchas fue la que protagonizo la Generación del 28 que se conoce al grupo de estudiantes universitarios que protagonizaron en el carnaval caraqueño de 1928 un movimiento de carácter académico y estudiantil que derivó en un enfrentamiento con el régimen de Juan Vicente Gómez.

Estos actos constaban de: Desfile desde la Universidad Central de Venezuela hasta el Panteón Nacional, en homenaje a los próceres de la Independencia, Coronación de la reina de los estudiantes Beatriz I (Beatriz Peña Arreaza), en el Teatro Municipal de Caracas, Recital de la juventud, en un teatro capitalino y Concentración juvenil en La Pastora.

La represión política y la tortura desatada en 1928 genero protestas y discursos políticos cargados de ideas libertarias que termino con centenares de estudiantes en la cárcel de la Rotunda y al castillo de Puerto Cabello. En la actualidad nuestros estudiantes son enviados a la Cárcel de Tocorón como unos delincuentes.

La Segunda lucha que dieron los estudiantes y en donde su organización permitió un triunfo moral, fue la no aprobación de los cambios en la constitución por vía de Referendo que se efectuó el 2 de diciembre de 2007 lo que represento la primera derrota para el chavismo.

Y la tercera lucha estudiantil es la protagonizada por los jóvenes desde el 12 de Febrero del 2014 y la que lleva 92 días continuos de protestas y represiones por parte del gobierno que no entiende que el papel de los estudiantes es batallar y combatir los atropellos gubernamentales.

Estos estudiantes al igual que los de la generación del 28 han sido encarcelados por pensar diferentes, pero a diferencia de esa misma generación han perdido casi 38 compañeros que fueron asesinados por efectivos de la Guardia Nacional y, no conforme con eso le fueron sembrados al campamento estudiantil ubicado en la sede del PNUD: drogas, dólares, armas y miguelitos, todo esto montado  por el Ministro del Interior y Justicia Miguel Rodríguez Torres.

Aun con ese atropello me atrevo a decir que vivan los estudiantes. Es el  momento de darle el mayor apoyo posible, orientarlos en su lucha para que no sean presa fácil del gobierno y que no dejen la lucha por más psicoterror que les metan con estos arbitrarios allanamientos que solo buscan merman y dividir a los valientes estudiantes.

Estos jóvenes son la reserva moral del país, sin ellos la lucha por la defensa de los valores democráticos no sería posible. Desde esta tribuna solo queda decirles que no se rindan pase lo que pase, sigan la lucha por mejorar su futuro y por defender la democracia ante un gobierno tirano y represor.

@felixvelasquez