Muerte de reclusa desata traslados y protestas en el Inof

El deceso de Surima Paredes, una reclusa de 47 años que falleció de un paro cardíaco en extrañas circunstancias, desató una grave situación en el Instituto Nacional de Orientación Femenina (INOF), que culminó con el traslado de 150 mujeres a distintos penales del país, sin que sus seres queridos estén al tanto del destino de las mismas, así lo informó Diario La Voz.

incendio INOF

De manera extraoficial, se conoció que después de los incidentes suscitados, los traslados fueron aprobados por el Ministerio para el Servicio Penitenciario, luego de que durante dos días las internas fueran sometidas a maltratos fuertes, donde las han desnudado, golpeado y humillado, según denunciaron los allegados a las féminas.

Heridas y detenidas por protestar

Familiares de las internas acudieron desde tempranas horas a la sede del Inof para conocer el estado de salud de sus hijas, madres y hermanas, obteniendo como respuesta de las autoridades que “todo está bien, váyanse a sus casas porque aquí todo está normal“.

Ante la ausencia de información, los mismos decidieron protestar en la avenida Víctor Baptista a la altura del Mercado El Paso, con pancartas y gritos exigiendo el cese de prácticas inhumanas contra las privadas de libertad, entre ellas el tacto vaginal que se les ha practicado durante dos semanas, después de que se perdiera una tableta electrónica perteneciente a una jueza que visitó el penal.

Lea la información completa en Diario La Voz