Vecinos de Barrio Nueva Esperanza exigen consolidación de sus servicios públicos

16.05.14 Fotos JPG Nva. Esperanza  (19)

Escasez de alimentos y falta de servicios públicos siguen resonando en los barrios de Maracaibo como los principales problemas a resolver. En Nueva Esperanza en la parroquia Antonio Borjas Romero, la falta de recolección de basura, la precariedad en los servicios públicos y la inseguridad acosan a los vecinos cada segundo del día. Neria Rosa Villalobos, habitante del barrio, aseguró que llevan años esperando que les consoliden el barrio pero que ante tanta espera y lucha ha perdido la esperanza porque “nadie hace nada, ni de un lado ni del otro”. NP

“Hay basura por todos lados, ya nos va a comer. No se consigue la comida ni en las bodegas del barrio. Las cloacas están tapadas, no hay aceras ni carreteras, todavía el Servicio Autónomo para el Suministro de Gas (SAGAS) no concreta el proyecto de gasificación que está en la alcaldía es desde el 2011 y los precios de las bombonas cada día van subiendo; ya está en 95 bolívares y muchas veces tenemos que aruñar para poder pagarla. Quisiera que nos miren y nos ayuden porque ya esta bueno de vivir en esta miseria. Estoy dispuesta a trabajar con rojo, azul, blanco o el que venga para consolidar mi barrio” expresó Villalobos.

Juan Pablo Guanipa, coordinador de Primero Justicia en el Zulia (PJ) manifestó que además de la consolidación de varios barrios en la ciudad, la realidad que se vive a diario desde cada sector en el tema de la alimentación, empeora irreparablemente. “Cuando tenemos los cobritos tenemos que hacer colas y colas para ver si se consiguen y cuando se encuentran es con sobre precio. Esto no es calidad de vida. Es inhumano que las familias de este país pasen tantas necesidades para buscar un pollo al día, citando un ejemplo”.

Por su parte, Faida Vides habitante de Nueva Esperanza desde hace 24 años, aseguró que los tienen abandonados porque además de la falta de los servicios públicos no tienen ni un centímetro de asfaltado. “No se acuerdan de nosotros los pobres,  uno sale y todo es una tierrero porque no hay carreteras, el polvo nos produce enfermedades y los niños viven con asma. Sólo vienen cuando se acercan elecciones buscando votos, allí si prometen, todo es bonito y bello y después no se les ve más la cara”.

Lenis Viloria, vecina del sector desde hace 15 años, aseguró que en Nueva Esperanza existe un terreno que es propiedad privada y es utilizado como basurero y para delinquir.  “Hay carros rondando, hay sádicos y malandros. No hay seguridad a ninguna hora. Aquí tenemos un terreno donde lanzamos la basura que está ocioso y pertenece a unos señores de apellido Chureca. Le pregunto a la alcaldesa ¿dónde está la respuesta de los proyectos que hemos entregado para que nos ayude?, porque cuando vino y se sentó con nosotros nos prometió ayudarnos y nada. Por aquí no pasa ni el aseo y todo es un basurero”.

Guanipa, manifestó que la Alcaldía ha limpiado el terreno en cinco oportunidades, pero que lamentablemente como el aseo no pasa constantemente, la gente  la única salida que consigue es lanzarla allí. “Ese espacio es un terreno privado que están vendiendo los dueños, muy caro, es nido para actos lascivos y se presta para la quema de desechos que además causa asma a los niños de la comunidad. Hacemos un llamado a los entes competentes, porque aquí lo más importante es resolver los problemas más sentidos que son la basura, el gas y la inseguridad”.

Por su parte, Evan Medero aseguró que ha reclamado constantemente a los vecinos, que según él, les falta conciencia a la hora de lanzar los desechos sin pensar en el mal que le hacen al barrio en general. “Me han amenazado con balas cuando se les dice algo. Hemos pedido conciencia porque la comunidad hace daño a los vecinos que viven cercanos al terreno. Soy del  consejo comunal y hemos invitado a la gente y no viene nadie,  ¿así cómo se hace una asamblea de ciudadanos? Nos aprobaron el proyecto de 30 viviendas en Caracas y le he dicho a todos que tenemos que esperar porque el Gobierno ya nos nombro”.

Para Kenny Urdaneta, el tema de la basura es el más sentido porque para entrar a su casa tiene que pasar por montañas de basura, que a la hora de comer le quitan el apetito. “No se aguantan las moscas, la basura la quieren lanzar hasta en mi casa. No se aguanta el mal olor porque hasta perros muertos lanzan. Hay mal ejemplo para los niños porque hasta fuman droga en esa zona y eso les perjudica porque lo ven y después lo quieren hacer”.

Recreación

José Castañeda, un joven de 15 años pidió la ayuda necesario para que nutran de recreación a la comunidad donde ha crecido y que, según expresó, necesita gran ayuda. “Vengan a repararnos la cancha somos jóvenes que queremos vivir como muchos de nuestros ídolos deportistas. La cancha que tenemos está tan abandonada que no tiene gradas ni luz, esto está tan horrible que no podemos ni soñar a ser grandes. Aquí lo que hay es malandros por todos lados. Ayúdennos traigan balones y piensen en la juventud de este barrio que sí es sana”.

Guanipa, enfatizó que el tema del consejo comunal está planteado en la ley y tiene todo lo necesario para funcionar y representar a toda la comunidad. “El problema es cuando se mete la política en la conducción de estos consejos comunales porque lo ideal es que toda la comunidad asuma responsabilidad sin ningún distingo político, porque los problemas son iguales para todos. Conclusión, el consejo comunal debe estar unido y debe velar por todo el mundo y de esa manera se pueden lograr solución a los problemas y cuando vengan los asuntos electorales la gente vote por quien mejor le parezca”.

Acotó que la triste realidad de las comunidades es que los vecinos están perdiendo la esperanza porque manifiestan cada instante estar cansados de tantos años de lucha para tratar de tener buenos servicios públicos. “El llamado es a la alcaldía, al Instituto Regional de Deportes del estado Zulia (Irdez) y a la gente que pueda venir aquí para refaccionar la cancha. Tienen más de 20 años con los mismos problemas, el agua a veces se va sin avisar y los postes no tienen ni bombillos. Hay que revisar como están las tuberías del gas, de aguas negras y reparar lo que hay que arreglar para poderlo consolidar, porque no es sólo colocar el gas sino también asfaltar. Eso se puede hacer con presupuesto del Gobierno nacional y administrado por la alcaldía de la ciudad. A este barrio le urge la ayuda y vale la pena consolidarlo” concluyó.