Borges: Políticas económicas aplicadas por el Gobierno han traído inflación y desabastecimiento

Julio Borges

El coordinador nacional de Primero Justicia, Julio Borges se refirió este domingo a las políticas económicas aplicadas por Nicolás Maduro que han traído al país más inflación, escasez y desabastecimiento, desmejorando la calidad de vida de los más necesitados.

“Desde que Maduro se encargó del Gobierno no ha hecho otra cosa que dar palos de ciego entrampado en un modelo económico totalmente fracasado que ha significado una guerra permanente contra la iniciativa privada y la destrucción total de la producción nacional”.

En este sentido, el coordinador nacional de la tolda amarilla denunció que  desde que comenzó el año el Gobierno ha intentado esconder las cifras oficiales del Instituto Nacional de Estadística INE y del Banco Central.

“Pero la realidad es que no se pueden esconder los anaqueles vacíos, ni las inmensas colas que pasan los venezolanos para conseguir los productos básicos, y sobre todo la pelazón reinante donde el dinero no alcanza para nada y poco ayudan medidas como el aumento chucuto del Salario Mínimo”.

Borges  expresó que “han repetido mil veces que resolverán el grave problema de la inflación y la escasez, han creado nuevos Órganos Superiores y Superintendencias, han jurado que todo el problema de la escalada de precios se resuelve con una Ley y una supuesta ofensiva económica, pero la verdad es que el caos económico sigue empeorando”.

 

El líder de la tolda amarilla mencionó cifras extraoficiales del Banco Central de Venezuela BCV  que apuntan a una inflación de 5,7% en abril manteniendo su tendencia alcista, y en el caso de los alimentos supera el 80% en el último año. “La escasez se mantiene en niveles alrededor del 30%, superando el drama de haberse mantenido en más del 20% durante todo el 2013 lo que no había ocurrido nunca en nuestra historia”.

“¿Cuál es la verdadera causa de todo este desastre? El modelo económico fracasado que ya no da para más. La obsesión egoísta de un Gobierno empeñado en ser dueño de todo y controlar absolutamente todo ha destruido totalmente la producción nacional y hoy estamos importando casi todo lo que consumimos, que al sumarle el despelote cambiario que sufrimos resulta en precios que suben sin control, al ser mucho más caro un producto importado que producido en Venezuela”.

Asimismo destacó  que según el INE, sólo en el caso de las importaciones agrícolas el aumento fue de más del 17% entre 2012 y 2013, al pasar de 5.365 millones de dólares a 6.285 millones. “Todo ese dineral generando empleos y progreso en otros países en lugar de incentivar a nuestros productores”.

Para el parlamentario otro elemento del modelo económico “fracasado” que ha destruido la producción nacional ha sido la expropiación de tierras y empresas que terminan en una situación deplorable y generan una escasez brutal de productos.

“En todos estos años de una mal llamada revolución se han confiscado cerca de 2.500 fundos en 23 estados, con una superficie total de unas 4 millones de hectáreas, lo cual equivale al tamaño de los Estados Lara, Portuguesa y la mitad de Carabobo, pero a comienzos de 2014 se estimaba que menos del 2% de estas tierras estaban productivas. En estos días Fedenaga anunciaba que el Gobierno había resuelto revertir la decisión de expropiación sobre 10 fincas ganaderas en presunto peligro de paro técnico, pero apenas pasaron horas cuando altos funcionarios desmentían tales declaraciones y aseguraban que el modelo fracasado continuaría profundizándose”.

En cuanto a las empresas expropiadas  Borges aseguró que sobran ejemplos del desastre que ha significado su manejo por parte del Gobierno.

“Tal es el caso de Avícola del Alba que ni siquiera llega al 20% de las metas de producción de pollos de engorde y pollos beneficiados, ni tampoco cubre las expectativas en la producción de huevos. Para colmo argumentan entre las causas de tan pobre desempeño que la también expropiada Agropatria no proveía el alimento de las aves con la calidad requerida”

En el caso de la Corporación Venezolana de Alimentos CVAL explicó Borges que maneja proyectos agrícolas y pecuarios, reportó problemas por la escasez de insumos, retrasos en la asignación de recursos y déficit de maquinaria y equipo, que perjudicó el plan de siembra 2013.

“El resultado: no llegó ni al 50% de la meta de abastecimiento de vegetales, hortalizas y víveres. El caso de los Centrales Azucareros es patético, mientras el Sector Privado tiene 6 centrales, el Gobierno maneja 11 ingenios y apenas procesan el 20% del consumo, básicamente importando azúcar crudo y refinándolo. Y otro caso nefasto es Lácteos Los Andes que presenta niveles gigantescos de desabastecimiento y múltiples denuncias de productos de baja calidad, incluso distribuidos ya vencidos”.

El coordinador nacional de Primero Justicia insistió  en que la única solución es un cambio radical en el modelo económico fracasado para lograr una recuperación en la producción nacional que evitará que los precios sigan subiendo todos los días. “Esa es la clave de nuestra propuesta de Ley de Impulso a la Producción Nacional con incentivos claros a nuestros productores, para que cada día tengamos más cantidad y variedad de productos Hecho en Venezuela, y así derrotar para siempre la inflación y la escasez”.