Panaderías pequeñas son las más afectadas por la escasez de harina

(foto Luis Ceballos Bisamon)
(foto Luis Ceballos Bisamon)

Ante el problema denunciado por el sector, producto de la escasez de harina, este sábado se pudo conocer -durante un recorrido realizado por varias panaderías- que son los pequeños establecimientos los más afectados, pues, la cadena de despacho los deja de últimos, y es que los dos molinos en Venezuela: Monaca y Cargill, no se dan abasto.  notitarde.com / Geraldo Meneses

También sus ganancias han caído, ya que en los últimos meses han tenido que pagar por cada saco 499 bolívares. Así lo explicó la encargada del local Andrea Café, Sandra Texeira, quien también expresó que antes el flete y la caleta de la materia prima entraban dentro del costo final del saco de los molinos; pero ahora deben cancelarlos aparte, por el primero paga 780 bolívares, sumando los 15 de la caleta.

“La situación actual para conseguir un saco de harina es muy complicada, y se le unen los altos precios. Los clientes más pequeños sufrimos. A veces entre nosotros debemos ayudarnos para seguir vendiendo”, acotó.

Texeira también puntualizó que hacia la zona sur de Valencia las panaderías se han visto más afectadas, y aunque la situación es algo delicada siguen abriendo sus puertas y vendiendo el pan regulado.