La Fiscalía admite que el Sebin espía a María Corina Machado

Foto REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
Foto REUTERS/Carlos Garcia Rawlins

La fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, reveló este jueves que los servicios de inteligencia espían a la ex diputada María Corina Machado y que, de este modo, se habría destapado un supuesto plan golpista. Precisamente este jueves, Machado acudió a la Fiscalía para denunciar al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y al alcalde chavista de Libertador, Jorge Rodríguez, por «difamación e injuria» al implicarla en un complot, así lo publicó ABC.

Ludmila Vinogradoff/ ABC

Ortega explicó que el Servicio Bolivariano de Inteligencia(Sebin) tomó la decisión de interceptar sus comunicaciones el pasado 18 de marzo, aunque sin la autorización judicial necesaria, por lo cual estas escuchas no podrían ser utilizadas como pruebas en un eventual proceso penal.

Maduro acusa a la ex diputada y a varios líderes de la oposición de planear un magnicidio y un golpe de Estado con la supuesta ayuda de Estados Unidos, lo que según los analistas abre la puerta para nuevas detenciones de líderes opositores. Mientras tanto la Cámara de Representantes norteamericana aprobaba las sanciones contra altos cargos de su gobierno y repuntaba la represión contra las reactivadas protestas en Táchira y otras regiones de Venezuela.

Todo lujo de detalles
El alcalde del municipio Libertador, el psiquiatra Jorge Rodríguez, se refirió este miércoles ante el «alto mando político de la revolución» al presunto plan conspirativo «Parte I», un mes después de que Nicolás Maduro lo anticipara a la prensa. Rodríguez explicó con todo lujo de detalles que «el plan tiene tres fases y una cuarta resolución: la “guarimba” (disturbios callejeros), el golpe militar, el magnicidio para acabar con Maduro y, con ello, instaurar la violencia para permitir la injerencia extranjera».

Las presuntas evidencias del golpe son una serie de correos electrónicos que habría escrito la diputada María Corina Machado -destituida de su escaño por el presidente de la Asamblea Nacional hace dos meses- a varios líderes opositores, como Gustavo Tarre Briceño, Diego Arrias, Henrique Salas Romer, Pedro María Burelli, Ricardo Koesling y Robert Alonso.

El chavismo implica en este complot al gobierno de Estados Unidos y al ex banquero venezolano Eligio Cedeño, supuestos financieros de las protestas en Venezuela y del plan contra Maduro.

Por su lado, María Corina Machado señaló que lo único que desea de Maduro es su renuncia. «Ni magnicidio, ni golpe de estado, su renuncia por el bien de Venezuela», expresó.

Lea la información completa en ABC