Los precios “estratosféricos” de Brasil sorprenden a los turistas

Visitantes de la Copa del Mundo: bienvenidos a Brasil, la tierra del fútbol, el sol y los precios estratosféricos. Porque a diferencia de lo que ocurre en otras naciones latinoamericanas, donde el dólar todavía rinde bastante, Brasil es increíblemente caro.

INFOBAE
INFOBAE

Si a alguien le queda dinero luego de abonar precios exorbitantes por el pasaje aéreo y el hotel, no le durará mucho. Una caipirinha cuesta 10 dólares, una hamburguesa 15 y una pizza con pepperoni 35. Y estos son los valores que pagaba el brasileño incluso antes de la invasión de turistas con motivo del Mundial.

“Los precios de Río son absurdos”, sostuvo María Anda, una artista noruega que vive en Brasil desde hace un año, mientras disfrutaba del sol en la playa de Ipanema. “Me sigue gustando, vale la pena venir aquí. Pero no es el paraíso”, sentenció.

La expresión de moda en el país sudamericano es “custo Brasil”, o “costo en Brasil”, y alude a los precios generados por altos impuestos y tarifas de importación, una mala infraestructura, una buena dosis de ineficacia y una enorme burocracia.

Es normal que la demanda que produce un evento como la Copa del Mundo genere una subida de precios. Pero debido a que los valores de los productos de Brasil eran ya de por sí altos, los turistas deben prepararse para pagar fortunas y no sorprenderse si reciben bienes o servicios de mala calidad, según admite Rafael Alcadipani, profesor de administración de empresas en la Fundación Getulio Vargas, un prestigioso grupo de investigación.

“Todo lo que compre en Brasil le va a costar más que en Estados Unidos o Europa, pero la calidad va a ser inferior, señaló Alcadipani.

Los precios de los hoteles en muchas de las subsedes se han más que duplicado. La empresa TripAdvisor, con sede en Massachusetts, dice que los visitantes de Río de Janeiro serán quienes más paguen. La tasa promedio es de 445 dólares por noche, pero si se toma en cuenta la comida, la entrada a los partidos y otros gastos, quienes viajen solos a Río gastarán unos u$s682 dólares cada 24 horas.

Más información en Infobae