OEA: EEUU se refiere a situación venezolana

Foto: EFE/Andrés Cristaldo
Foto: EFE/Andrés Cristaldo

Estados Unidos cree que no es el momento para sancionar a Venezuela y negó que tuviera injerencia en los asuntos internos venezolanos, dijo el miércoles Roberta Jacobson, secretaria de Estado Adjunta para Asuntos del Hemisferio Occidental, que asiste a la asamblea de la OEA en la capital paraguaya. AP

En la inauguración de la 44ta Asamblea de la Organización de los Estados Americanos, su secretario general, el chileno José Miguel Insulza, exhortó el martes a la comunidad internacional no presionar ni sancionar a Venezuela, inmerso en una crisis política.

Jacobsen acompañó a Heather Higginbottom, subsecretaria de Estado de Administración y Recursos de los Estados Unidos, quien habló en la segunda sesión de la 44ta asamblea anual de la OEA en la capital paraguaya.

Higginbottom resaltó que “el compromiso de Estados Unidos es colaborar con otros países miembros de la OEA para promover un diálogo significativo en Venezuela”.

“Se apoya a la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) para conseguir una Venezuela estable, pacífica y democrática que respete los derechos de su población”, dijo Jacobson, que aclaró que su español no era el mejor.

Antes del cierre matutino de los discursos de cancilleres, Jacobson consultada en una reunión con los periodistas acerca de aplicar sanciones a Venezuela respondió que “las sanciones son herramientas útiles en algunos momentos, pero no creemos nosotros que ahora es el momento, ésa es la posición ahora, pero vamos a ver…”.

Calificó de “versiones totalmente falsas” las expresiones del canciller venezolano Elías Jaua sobre una posible injerencia estadounidense en la crisis venezolana.

Jaua planteó que en Venezuela hay sectores que “pretenden permanentemente generar violencia, sabotaje económico, (y) planes de magnicidio, alentado y financiados desde sectores de los Estado Unidos en abierta violación a los principios de los asuntos internos que postula la OEA”.

Insulza temprano afirmó que la OEA no compite con otros bloques regionales como Unasur, Mercosur, Celac o la Comunidad Andina, porque todos sirven para beneficiar a los países de las Américas. Con esos organismos y otros foros “buscamos tener las mejores relaciones y prestarles todos los servicios que estén a nuestro alcance”.

En Quito, el presidente Rafael Correa afirmó el miércoles que “la CELAC debería ser una alternativa a la OEA”.

“Hay algunos que quieren salvar a la OEA …pero ese sistema interamericano no ha funcionado. Está bajo la batuta de países hegemónicos”, dijo el mandatario ecuatoriano en un encuentro con corresponsales extranjeros.

“Saquemos todo de Washington (la sede de la OEA, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos). Es una solución más pragmática y coherente”.

Adujo que la CELAC “es una alternativa mucho más cercana a nuestra historia…y, porqué no, a nuestros intereses, que no coinciden con los intereses del norte (Estados Unidos)”.

En la primera sesión de la actual asamblea de la OEA en el predio de la Conmebol en Asunción, el canciller paraguayo Eladio Loizaga fue elegido el miércoles para dirigir las reuniones.

El vicecanciller de Nicaragua, Denis Moncada, pidió “la voluntad y solidaridad para que Cuba pueda ser invitado y participar de manera incondicional en la VII Cumbre de las Américas que se celebrará en Panamá en 2015”.

Solicitó, además, la modificación de algunos artículos de la carta de funcionamiento de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

A su turno, David Choquehuanca, ministro de Relaciones Exteriores de Bolivia, apeló a la comprensión de Chile para dialogar sobre “el derecho de Bolivia a tener un acceso soberano al océano Pacífico.

La asamblea culminará el jueves con la firma de una declaración.

El canciller chileno Heraldo Muñoz contestó a su colega Chuquehuanca pero no en la sesión de la OEA sino en una conferenccia de prensa.

“Bolivia tiene acceso al Pacífico a través de nuestro territorio mediante el tratado de límites de 1904”, dijo Muñoz.

“El tratado otorga a Bolivia acceso al mar por los puertos de Arica y Antofagasta. Es un tratado libre para toda la mercancía boliviana, incluso armamento: Bolivia no paga nada”. Aseguró que son garantías que “no tiene ningún otro país sin litoral del mundo”.

Dijo que lamentaba que Choquehuanca se haya referido en la OEA al conflicto jurídico planteado en La Haya.

Marñua Angela Hoguin, canciller de Colombia, tras informar sobre los esfuerzos de su país en la luchar contra la pobreza extrema, citó la tarea de su presidente Juan Manuel Santos “para alcanzar una paz estable y durarera al iniciar los diàlogos con las FARC”.

“En 18 meses se lograron avances que esperamos terminen con una acuerdo de paz y seguridad”, recordó.

Holguin afirmó que “en mi paìs llevamos más de 53 años buscando la paz, como lo hiciera Florentino Ariza sin desfallecer en la búsqueda del amor de Fermina Daza en el sueño mágico que describiera nuestro genio García Márquez. Creemos que vamos a alcanzarla ‘es la vida, más que la muerte, la que no tiene límites’. Bien tenemos derecho a tener una segunda oportunidad luego de 100 años de soledad”.