Crónica Parlamentaria: Corrupción galopante y caos económico

Como viene ocurriendo desde hace años en la Asamblea Nacional (AN), por las expresiones de los diputados, parece que vivimos en dos países distintos. Ayer, la diputada por la Unidad, Vestalia Sampedro (Prove/Carabobo) propuso llevar a la comisión de Finanzas a los integrantes del Gabinete Económico, para que den explicaciones en torno a la “desastrosa situación económica del país”.

Janet Yucra M.

AVN
AVN

La parlamentaria exigió explicaciones en relación con el anuncio del ministro Rafael Ramírez sobre la posible unificación cambiaria y los peligros que se ciernen sobre los venezolanos ya muy afectados por la escasez y la inflación.

La respuesta del Psuv no se hizo esperar y el presidente de la comisión, Ricardo Sanguino, afirmó que la economía del país está bien y que “el empeño de la derecha” era “confundir al pueblo, afirmando que las medidas que se están tomando son perjudiciales, cuando es todo lo contrario”. Sanguino fue más allá y admitió que últimamente se han producido resultados adversos, pero culpó de ello a “la derecha y la guerra económica”.

“La ofensiva económica ha dado resultados positivos, por eso la oposición quiere crear dudas en la población”, remató. El diputado negó la petición de Sampedro y el tema fue olvidado.

Corrupción galopante y caos económico

“La corrupción y la inflación han sido los signos característicos que este Gobierno ha impulsado a través los 15 años de supuesta revolución, cuyas consecuencias son pagadas por los pobres de este país. Venezuela es uno de los países más corruptos del mundo, en donde las élites del Gobierno han amasado fortunas incalculables a partir de los negociados gubernamentales, lo cual ha sido corroborado por organismos internacionales e informes nacionales”.

La afirmación la hizo el diputado por la MUD-Lara, Guillermo Palacios, quien ha unido su voz a las de sus colegas Alfonso Marquina y Elías Matta, en relación con la emergencia en que se encuentra Venezuela, en materia económica.

“Tenemos unas de las tasas de inflación más altas del mundo, la falta de producción interna del país, unido a una negativa política monetaria, y un gasto público desmesurado ha disparado la inflación. Este gran descalabro económico ha sido producto de la puesta en marcha, de lo que el Gobierno ha llamado la ‘transición al socialismo’, plan concebido, como un proceso destructivo. Solo destruyendo los modos de producción y los valores que se atribuyen al capitalismo, el Gobierno logrará, según sus propios términos, construir una economía centralmente planificada, donde no exista propiedad privada de los medios de producción estratégicos”, dijo.

Palacios responsabilizó al Gobierno, por haber “facilitado la fuga de capitales y dispuesto de las reservas para cumplir sus propios fines de endeudamiento y gasto. Mientras tanto, el control permitió la sobrevaluación del bolívar en una economía con alta inflación”.

Apoyan investigación contra Eugenia Sader

Desde la Mesa de la Unidad Democrática manifestaron apoyo a la investigación por parte del Ministerio Público contra la ex ministra de Salud, Eugenia Sader. El diputado Bernardo Guerra (UNT/Vargas), destacó que “por fin se destapó la olla de corrupción en ese ministerio y la Fiscalía se ha dignado a imputar a Sader, por la cantidad de hechos irregulares ocurridos durante su gestión, desde el 2010”.

Guerra afirma que la ex funcionaria podría estar incursa en varios delitos, entre ellos “malversación de fondos”. Recordó que desde la AN él mismo, y otros parlamentarios de oposición solicitaron en varias oportunidades la interpelación de la ministra y el Psuv siempre se negó.

“Denunciamos en la comisión de Desarrollo Social las irregularidades cometidas por esta señora, el incumplimiento de los proyectos y el manejo poco transparente de la Fundación de Edificaciones Hospitalarias (Fundeh), donde por cierto estaba encargado el hijo de la ex ministra, lo cual también es una irregularidad.

Ella debe ser imputada, porque dejó al menos 200 obras inconclusas, incluyendo el proyecto de Barrio Adentro Cuatro que consistía en la edificación de 16 hospitales en todo el país, de los cuales arrancaron con 6, pero nunca se concluyeron. Aquí se gastaron mil 200 millones de bolívares, es decir que la ejecución financiera fue de 100%, pero solo 15% de los trabajos se pueden ver”.

Guerra responsabilizó a Sader por lo que ocurrió con los pacientes de cáncer, “cuando no fue renovado el contrato de mantenimiento de los equipos de radioterapia. De los 19 centros donde se suponía debían existir estos servicios, solo funcionaban 4 y nadie ha respondido”, afirmó.