GRUPO B: Holanda derrota con sufrimiento a Australia y avanza de ronda

Foto EFE
Foto EFE

Holanda sufrió pero logró vencer este miércoles de atrás por 3-2 a una dura Australia, y se clasificó a octavos de final del Mundial de Brasil-2014 junto a Chile, que venció a España 2-0. AFP

Un gol de Memphis Depay a los 68 minutos -un remate desde unos 25 metros que contó con la ayuda del portero australiano Maty Ryan- le dio la victoria a Holanda, que no rindió como en la goleada 5-1 sobre España, pero que igual se quedó con los tres puntos y el boleto a la segunda ronda.

Los atacantes Arjen Robben a los veinte minutos y Robin Van Persie a los 58 marcaron los otros dos tantos de la ‘naranja’ y ambos alcanzaron al alemán Thomas Müller en lo más alto de la tabla de goleadores del Mundial, con tres goles cada uno.

Tim Cahill a los 21 minutos con un golazo de volea y Mile Jedinak con un polémico penal a los 54 minutos descontaron para Australia, que se despidió de Brasil-2014, su cuarto Mundial.

Holanda se clasificó junto a Chile, que en el estadio Maracaná de Rio de Janeiro venció 2-0 a España, y mandó a casa al último campeón del mundo ya en la primera ronda.

De esta manera, Holanda y Chile, que se medirán el próximo lunes en Sao Paulo desde las 13H00 locales (16H00 GMT), lideran el Grupo B con seis puntos cada uno.

Mientras, los eliminados España y Australia están sin unidades y chocarán en Curitiba el lunes a la misma hora solo para cumplir con el calendario.

Robben gol Holanda

“La diferencia de goles puede ser importante y nosotros tenemos una buena renta con la goleada 5-1 sobre España”, dijo Robben.

Holanda tiene una diferencia de goles de +5 y Chile de +4.

El partido se disputó en el estadio Beira Rio de Porto Alegre (sur) ante unos 43.000 espectadores, entre ellos el rey Guillermo Alejandro y la reina Máxima de Holanda.

Depay le dio la victoria
El gol de Depay, que había ingresado al campo minutos antes en lugar de Indi en el descuento de la primera etapa, brindó tranquilidad a la oncena de Louis Van Gaal, que nunca se sintió cómoda ante la presión de Australia.

Depay probó desde media distancia con un remate sin mayor peligro, pero el portero Ryan falló y el balón se le coló entre sus manos.

Los Socceroos habían salido a jugarle de igual a igual a Holanda, presionándola en la salida y de esta manera aislaron a Wesley Sneijder, Van Persie y Robben, que no entraban en juego.

“Jugamos muy bien, presionamos en toda la cancha, pero nos vamos sin nada. Es triste y muy decepcionante”, señaló el DT de Australia, Ange Postecoglou.

Los Socceroos se adueñaron del balón con la tarea destacada de sus volantes centrales Tommy Oar y Mile Jedinak, que cortaban cualquier intento de avance ‘Naranja’.

Sin embargo, Robben abrió la cuenta a los 20 minutos tras una jugada personal, y cuando Holanda no encontraba los caminos para llegar a portería australiana.

Los Socceroos respondieron un minuto después con un golazo del veterano Tim Cahill, de 34 años, que disputa en Brasil su tercer Mundial, tras Alemania-2006 y Sudáfrica-2010.

El exdelantero del Everton ingles, hoy en los New York Red Bulls (USA), recibió un centro desde la derecha en la media luna y le dio de aire al balón para meterlo contra el travesaño ante la sorpresa de los dirigidos por Louis Van Gaal.

Australia se creció, siguió atacando y Mark Bresciano estuvo a punto de dar vuelta el tanteador a los 31 minutos.

“Australia nos dominó en el primer tiempo y por eso modifiqué nuestro sistema y pasamos al 4-3-3, un sistema que todo jugador holandés conoce”, admitió el DT de la ‘naranja’, Louis Van Gaal.

Con esa variante “en el segundo tiempo creamos muchas ocasiones y encontramos la solución”, agregó.

“Las cosas finalmente fueron bien y debo felicitar a mi equipo por haber dado vuelta el marcador” y logrado la victoria, señaló Van Gaal

Polémico penal para Australia
Australia siguió atacando y presionado y a los 53 minutos se adelantó en el marcador con un penal polémico.

El volante Mike Bozanic, que ingresó a los 51 minutos por Bresciano y tocaba el balón por primera vez, escapó por la izquierda y lanzó un centro que pegó en forma involuntaria en la mano del holandés Daryl Janmaat, pero el argelino Haimoudi decretó penal ante la protesta de los europeos.

Jedinak remató el penal a los 54 minutos a la derecha de Cillessen, que se tiró hacia el otro lado, para marcar el 2-1.

Pero Holanda encontró la igualdad cuatro minutos más tarde (58) por intermedio de Van Persie, que apareció solo en el área rival para recibir un pase entre líneas y fusilar a Maty Ryan.

Después llegó el remate de Depay, el error del portero australiano y Holanda pudo festejar una victoria frente a un rival que se la puso difícil.