Corto y Picante: “Radicales y pragmáticos la misma miasma son” por @fariasjoseluis

thumbnailjoseluisfariasA falta de Schemell, muy ocupado en Globo, para que explicara la carta de Giordani, José Vicente pensó en llamar a Jesse. Pero pronto recordó que el hermano del banquero Arné debía estar cazando iguanas y rabipelados. Revisó entonces su agenda y dizcó a Luis Vicente, siempre presto a explicar cualquier cosa, como decirle a la #Tropa por qué era necesario que Maduro pateara a Giordani.

Una oportunidad de oro para cobrar alguna pequeña venganza contra quien “mandaba a meter presos a los corredores y operadores cambiarios que le molestaban ideológicamente”, decentísimos hombres de finanzas que nunca se robaron medio ni participaron de chanchullos con Ramírez y Andrade.

Para Luis Vicente es un simple caso de lucha interna, en la cual los “radicales”, liderados por el Monje, fueron derrotados por los “pragmáticos”, encabezados por Ramírez. Porque Ramírez no es un depredador, como lo son todos esos boliburgueses, ataviados con el socialismo del Siglo XXI. No. Ramírez es un “pragmático”. No es una garrapata cubanófila, es un “pragmático” dispuesto a corregir quince años de economía comunista de expropiaciones, ineficiencia, corrupción y control cambiario. De la que el Monje es el único culpable y el “rojo rojito” de Ramírez nada tiene que ver. Inocente por su condición de “pragmático”, dispuesto a darle paso a la iniciativa privada, al libre juego de la oferta y la demanda.

Para colmo, como nada es gratis, José Vicente, además de ponerle cámaras y micrófonos le admitió los “excesos” en algunas expropiaciones. Y como dos viejos amigos también se la puso “bombita” para que Luis Vicente la emprendiera contra las protestas estudiantiles de los últimos meses. Guarimbas que perturbaron el sueño a quienes desde afuera y desde adentro siguen chupando la ubre de la renta petrolera de este socialismo que, como dijo Fausto Masó, “enriqueció a pocos y para la mayoría inventó las misiones”