A Grecia la tuvieron en una comandancia policial

(foto Dabelis Delgado)
(foto Dabelis Delgado)

Grecia Sofía Colmenares Castillo cumplió ayer un mes desaparecida. La Policía científica ni el Gaes ni su madre, Aura Castillo, tienen pistas de su paradero o sus posibles captores. Dos mensajes anónimos, al teléfono de la progenitora, son los únicos rastros, poco confiables, de que la joven aún está con vida. laverdad.com 

Pocas horas después de que raptaron a Grecia Castillo recibió una invitación de un desconocido al BlackBerry Messenger, donde seguidamente le llegó un mensaje donde le aseguraban que a su hija se la llevaron al comando de la Región Estratégica de Defensa Integral (Redi) en el sector Cumbres de Maracaibo”.

En un primer momento, Castillo no tenía idea de qué le hablaban. Se dirigió hasta la comandancia policial pero allí no estaba. Nunca más supo del paradero de su hija. En el mensaje también le precisaron las características del vehículo, una 4Runner blanca, donde se llevaron a su hija.

Pasaron 13 días antes de que recibiera el segundo mensaje. Un desconocido la llamó y le aseguró: “Tu hija está en el terminal”. Una comisión del Gaes se acercó al sitio y no encontró a la muchacha.

En una rueda de prensa improvisada en la sala de su casa en Gallo Verde, a pocas cuadras de donde raptaron a la joven de 18 años, Castillo juró ante los micrófonos de televisión nacional y los periodistas regionales, que a su hija se la llevaron por razones que ella desconoce, funcionarios de la Policía científica.

Mientras cuenta su versión la mujer llora, toma aliento, se seca las lágrimas y retoma su discurso. Su hija es inocente y ahora la involucran con prames para ensuciar su imagen. Solicitó al presidente Nicolás Maduro, que como padre, la ayude en la búsqueda de su hija. “Por favor active a todas las policías para que la busquen. La quiero junto a mi otra vez”.

Como no ve resultados por parte de los organismos de seguridad que investigan el caso, Castillo coordinó con sus vecinos y sus amigos más cercanos buscarla por su cuenta. Imprimieron volantes con la fotografía de la estudiante, colocaron dos números telefónicos y el mensaje: “Yo amo la libertad y la vida. Liberen a Grecia Colmenares”. Acordaron distribuirlos por la ciudad para que la colectividad participe en la búsqueda.

Para leer la nota completa pulse Aquí