La protesta de los sidoristas madrugó a los guayaneses

A3BUSES2

El Sindicato Único de Trabajadores de la Industria Siderúrgica y Sus Similares (Sutiss) decidió reaccionar a la debacle productiva de Sidor, justo cuando el Ejecutivo pone trabas a la firma del contrato colectivo en los términos exigidos y la acería afronta sus peores rendimientos operativos en toda su historia, publica Correo del Caroní.

crangel@correodelcaroni.com

“Ni quieren discutir contrato, ni quieren mantener la empresa rentable”, sentenció el secretario de organización de Sutiss, José Meléndez, en una rueda de prensa desde la redoma de Bauxilum (La Piña), donde este lunes se concentró la dirigencia sindical después de haber protagonizado el colapso de la ciudad.

Por los cuatro costados, la protesta de los sidoristas madrugó a los guayaneses. Con la flota de autobuses cerraron casi todos los puentes de la ciudad, avanzando a paso lento hacia el punto de concentración en Puerto Ordaz, en exigencia de inversiones para la planta y la firma de las últimas 12 cláusulas del contrato.

En el transcurso de la manifestación, dos unidades de transporte Bufalino se quemaron. Meléndez atribuyó el incendio a un posible imperfecto en los autobuses.

“Son 100 unidades que están inservibles. Desconocemos qué pasó. Presumimos que como estaban deterioradas, se generó un cortocircuito”, contó.

Privatización encubierta
Con la protesta decidieron enviar un mensaje al presidente Nicolás Maduro, quien en los últimos meses -y al menos no de manera oficial- se ha negado a reunirse con el comité ejecutivo de Sutiss.

Para el sindicato la intransigencia del Ejecutivo en la discusión del convenio, vencido hace cuatro años y en discusión desde hace dos, se debe a un intento de quebrar la moral de los trabajadores y destruir al sindicato histórico de Guayana.

Detrás de la desinversión, aseguran, está la intención de llevar a la empresa al mínimo para entregar al capital chino.

¿Qué indicios hay de una posible privatización? De acuerdo a Meléndez, en las últimas reuniones del contrato colectivo en Miraflores, a las que asistieron durante cuatro semanas, se escucharon comentarios sobre esas negociaciones.

Con base a esos rumores, sostiene que hay “un sector del Estado venezolano que está diciendo que se le están adjudicando acciones al consorcio chino, un 45%, eso -para nosotros- es asomar los dientes. Nosotros los estamos asomando también. No vamos a permitir privatización de nadie, esa es nuestra postura. No quieren invertir en Sidor porque quieren privatizarla”, reiteró.

La pregunta, agregó el presidente de Sutiss, José Luis Hernández, es “¿quién se está burlando de Sidor? Porque Sutiss durante cuatro años propuso que se ingresara plata a la caja con el ajuste del acero (congelados desde 2009) y no lo han hecho. Sin embargo, hace un mes le incrementaron a Sidor la electricidad, el agua, el aluminio y todas las materias primas que necesitamos para producir acero”.

El dirigente responsabilizó de la congelación de los precios a “los mismos que se han enriquecido con todos los cupos de productos en las empresas básicas, los mismos que están proponiendo importar todo lo que Sidor produce”.

Tarde
La manifestación, empero, generó la molestia de la colectividad. A ellos, el sindicato pidió disculpas. “Si hemos generado algún inconveniente a nuestros hermanos del pueblo que nos disculpen… pero es que si llegan a privatizar a Sidor, Guayana completamente se pararía porque solamente Sidor es la industrialización aguas abajo”, dijo Meléndez.

En defensa, sostuvo que los 14 mil trabajadores de la siderúrgica “también somos pueblo, somos 80 mil trabajadores indirectos”.

Por eso la idea de que una privatización sería la solución para la baja rentabilidad de Sidor, paralizada constantemente por bajo inventario de repuestos e insumos, es lo que -para Meléndez- quiere crear el Ejecutivo. Eso es lo que quieren factores enemigos de la clase obrera, quieren generar ese caos (la privatización) porque no invierten, pero nosotros vamos a salvar a Sidor. Nuestra consigna es salvemos a Sidor, firmemos nuestro contrato ya”.

No sabe nada
– ¿Por qué esperaron tanto para salvarla, después de seis presidentes y la producción más baja en su historia?
– Nunca es tarde. La vamos a levantar como el ave fénix. Nosotros somos las alas del ave fénix, cada uno de los trabajadores, dijo Meléndez.

– Estuvieron cuatro semanas reunidos en Miraflores. ¿No era más fácil que les atendiera el presidente Nicolás Maduro en Caracas?
– En nombre del comité ejecutivo nosotros siempre aprobamos en asamblea de trabajadores de que no tomábamos decisiones en Caracas si no consultábamos con los trabajadores. Lo cumplimos, sin embargo, unos altos funcionarios, alrededor del presidente Nicolás Maduro, le están mintiendo porque la verdad es que es una falta de respeto que en una oficina, en Miraflores, no se haya llegado a un acuerdo sobre las 12 cláusulas, respondió el presidente de Sutiss, José Luis Hernández.

Los dirigentes esperan que el Gobierno ponga el mismo interés “que le pusieron a los demás contratos” para finiquitar su firma e implementación.


Últimas incidencias

Al cierre de esta edición, la Corporación Venezolana de Guayana (CVG) en nombre del Ejecutivo presentó una última oferta a Sutiss sobre las cláusulas económicas.

De Bs. 38 a la firma, aumentaron a Bs. 80 sobre el salario básico y otros tres aumentos fraccionados de Bs. 30 cada uno. Además incrementó a 75 por ciento a salario básico el cálculo del tiempo de viaje y reconoció el factor divisor de las vacaciones como 21 en vez de 28.

En asamblea matutina el comité ejecutivo de Sutiss consultará a los trabajadores sobre estas cláusulas este martes y dará una respuesta sobre ellas hoy en la CVG.