UNT rechaza las desviaciones impulsadas desde el Gobierno en la FAN (Comunicado)

fb_17751404605790
AVN

La Dirección Nacional de Un Nuevo Tiempo repudió el discurso del General en Jefe Vladimir Padrino López durante los actos conmemorativos del 5 de julio.

En el texto, rechazan que a lo largo de estos quince años se ha venido desarrollando un proceso de militarización del gobierno, del Estado y de la sociedad.

Lea el comunicado a continuación: 

La Dirección Nacional de Un Nuevo Tiempo presenta su más enérgico rechazo ante el discurso del General en Jefe Vladimir Padrino López, con ocasión de celebrarse los 203 años de la independencia de Venezuela el 5 de julio de 2014, y alerta al país de las consecuencias que tendría para la convivencia democrática la imposición de una doctrina militar facciosa y autoritaria que pretenda establecer un tutelaje militar sobre la sociedad civil.

Un Nuevo Tiempo siempre ha sido respetuoso al rol constitucional de la Fuerza Armada Nacional, por lo que hemos visto con preocupación las desviaciones impulsadas desde el gobierno nacional que la desdibujan frente a los ciudadanos y la incapacitan para ejercer sus funciones.

A lo largo de estos quince años se ha venido desarrollando un proceso de militarización del gobierno, del Estado y de la sociedad. La politización de la Fuerza Armada Nacional, su debilitamiento institucional, el uso que se le ha dado como brazo armado de un partido político, ha traído consigo un creciente descrédito de la institución frente a la ciudadanía. Asimismo la desnaturalización de las labores de la Fuerza Armada Nacional ha significado un descuido en el ejercicio de su función fundamental, como lo es el resguardo de la soberanía nacional y de la integridad territorial venezolana.

El referido discurso del General en Jefe Vladimir Padrino López constituye una afrenta a la institución de la Fuerza Armada Nacional. En sus palabras pretende desarrollar una nueva doctrina militar que establecería un tutelaje militar sobre la sociedad civil, a contravía de la historia democrática venezolana, y de la evolución institucional de las fuerzas armadas latinoamericanas, aspecto que nos retrotrae a los tiempos más oscuros del militarismo regional, a la infame Doctrina de la Seguridad Nacional que pretendió legitimar el establecimiento de oprobiosos regímenes dictatoriales en América Latina.

Rechazamos especialmente la noción de “enemigo interno” usada en el discurso de Padrino López, pretendiendo justificar la represión desatada contra la disidencia política, contra el legítimo derecho del pueblo a la protesta. Asimismo la proclamada “unión cívico militar” ha derivado en una creciente militarización de la sociedad que rechazamos desde nuestra conciencia democrática, que es y será siempre una conciencia civilista.

Proclamar el carácter “chavista” de la Fuerza Armada Nacional, como lo hizo Padrino en su intervención, coloca a la institución militar al servicio de una parcialidad política, lo que no solo constituye una violación explícita de la Constitución sino que dificulta la convivencia democrática y la cohesión social. Rechazamos tajantemente esta manipulación de la FAN para sostener a una particularidad, despreciando la pluralidad de la comunidad nacional venezolana.

Con sus palabras el General Padrino López se coloca fuera de la Constitución y se manifiesta contra toda la tradición democrática venezolana y latinoamericana en lo que se refiere a doctrina militar, a las doctrinas contemporáneas de seguridad y defensa, presentándose como una amenaza a la sociedad democrática venezolana.

Finalmente, ratificamos nuestro compromiso con el cambio democrático en Venezuela, que se expresa también en nuestro respeto al rol democrático de la Fuerza Armada Nacional, presente en el texto de la Constitución de 1999, que la define como una institución esencialmente profesional, sin militancia política, al servicio de la totalidad de la Nación, para garantizar la soberanía nacional y la integridad territorial.

Caracas, 8 de julio de 2014