Compra de comida con las cazahuellas comienza este lunes en Zulia

supermercado12(2)

 

La segunda fase del plan de venta de artículos de primera necesidad y regulados a través del sistema biométrico (captahuellas) arrancará hoy en Maracaibo, específicamente, en el supermercado De Candido, ubicado en Delicias Norte. Se espera que al menos ocho cajas registradoras tengan el moderno sistema que limitará la compra de productos por parte de los ‘bachaqueros’, publica Panorama.

Deivis Rodríguez
[email protected]

Así lo informó ayer, en horas de la mañana, personal del establecimiento y que se encuentra incorporado a una red de 26 supermercados que semanas atrás probaron un plan piloto que permitía el intercambio de datos de los usuarios que compraron productos en sus instalaciones.

“Tenemos entendido que las captahuellas las colocarán hoy (ayer) en horas de la noche, cuando el supermercado esté cerrado (…) esperamos que el lunes ya a más tardar a las 10:00 am los sistemas deberían estar funcionando y enviando los datos de los compradores registrados a la Gobernación. Una vez que la persona compré no podrá hacerlo en otro establecimiento cercano porque ya quedará registrado, si insiste será bloqueado dentro del sistema”, expresó una trabajadora.

El pasado viernes, el secretario de Administración y Finanzas de la Gobernación del Zulia, Salvador González, anunció que “este lunes arrancará el sistema biométrico en De Candido, de Delicias Norte. La persona al presentar su cédula, colocará también su huella dactilar y el sistema verificará si puede o no comprar el producto. Esto es para garantizar que todos tengan acceso a ellos y estaríamos reduciendo el número de compras que pudieran hacer los bachaqueros”.

“Por eso estamos seguros que con el sistema biométrico bajarán considerablemente estas compras excesivas”, aseguró el funcionario.

Se tiene conocimiento que productos como aceite, arvejas, arroz, azúcar, café, caraotas, carne, crema dental, detergente en polvo, galletas de soda, lavaplatos harina de maíz, harina de trigo, jabón de tocador, harina de trigo, margarina, pañales, papel higiénico, pasta y pollo serán vendidos en cantidades flexibles a los compradores y una vez por semana.

González señaló que las farmacias (Farmatodo) solicitaron su inclusión dentro del plan ante los “saqueos” diarios de los contrabandistas. También sostuvo que el Viceministerio de Comercio se comprometió en aumentar la oferta de artículos de higiene personal.

Sobre el primer plan del sistema interconectado e intercambio de datos aplicado entre los supermercados, González resaltó que en las primeras semanas de activación del nuevo método de venta, unas seis mil personas fueron rechazados.

Compradores de los establecimientos se mostraron de acuerdo con la colocación de las captahuellas y de esta manera frenar el contrabando de productos regulados, la reventa en sitios clandestinos a precios exorbitantes y la escasez en los anaqueles.

“Si tengo que colocar el dedo en un sistema para que se acaben los bachaqueros lo haré con todo el gusto del mundo. Ya estoy cansada de venir a los supermercados y no conseguir nada. Tengo más de dos semanas buscando leche y aceite a precio regulado (…), acá no consigo, pero en el fondo de mi casa me quieren vender los dos productos en más de 400 bolívares”, recalcó María Alejandra Romero, doctora.

Similar comentario dio Morelia González, ama de casa. “El viernes vi que en un supermercado sacaron como 30 pacas de harina pan y la mercancía no duró 20 minutos en los anaqueles. Los bachaqueros sacaban los carritos llenos y, además, tenían varias cédulas en las manos. A esa gente (…) ya se les va a acabar la vagabundería y el jueguito de la reventa de alimentos con las captahuellas. Si esas personas reinciden tienen que suspenderlos del sistema por dos meses”, relató.

A través de la red social @diariopanorama, el 63% de los participantes en la encuesta opinó que el sistema captahuellas en los supermercados frenará el ‘bachaqueo’ de alimentos en los supermercados. Mientras que el restante 37% calificó el plan surtirá de poco efectivo para solucionar el problema.