“El bombardeo de nubes no soluciona los problemas de agua y solo sirve para gastar dinero”

Para José Pons los  "bombardeos de nubes" el único resultado que garantiza es el de contaminar el ambiente por las sustancias que se usan.
Para José Pons los “bombardeos de nubes” el único resultado que garantiza es el de contaminar el ambiente por las sustancias que se usan.

 

Para el experto ambientalista Dr. José Pons, Presidente de la Fundación Proyecto Cumbre Ecológica en Venezuela,  “El bombardeo de nubes no soluciona los problemas de agua y solo sirve para gastar dinero y crear falsa expectativas”. Pons fue entrevistado hoy en el programa radial 100% Noticias por Fm 93.5 desde Maracaibo.  

José Pons afirma que “las lluvias están pronosticadas por el Inameh” y que el bombardeo de nubes es falso pues sencillamente no hay nubes que bombandear”. Lanza un alerta al sostener que el único resultado que garantizan es contaminar el ambiente por las sustancias que se usan, entre otras “amoníaco” y en el pasado eso resultó letal en otros países como China. Aseguró también que no entiende “como se acude a tecnología de países que no manejan el tema como Cuba”.

En concreto el experto ambientalista con más de 30 años de experiencia asegura que “Ese bombardeo de nubes anunciado por Arias (Cárdenas) es una error con más posibles daños irreversibles y con altos costos económicos y ambientales“. Afirma Pons- “Dicho bombardeos desde aviones militares son una premeditada coba subsumida en una mitomanía para impactar a la opinión pública con el rechazo de especialistas y organismos económico-ambientales por las experiencias en otras regiones

José Pons es catedrático de la Universidad Rafael María Baralt, miembro de la Comisión de Ambiente de Rotary Internacional, y presidente de Proyecto Cumbre Ecológica.

Continua Pons – “Este tipo de procedimientos es un proceso con un costo muy elevado, y por su inefectividad es poco usado y sus resultados carecen de impacto en proporción a sus costos reales en dólares. Este recurso no es nuevo. En 2009, los chinos bombardearon su capital, Beijing, para que nevara, hoy una de las ciudades más contaminantes del mundo. El bombardeo de nubes con yoduro de plata para que se incrementen las lluvias es un método que fue utilizado en Chile, que atravesó una severa sequía, y también en el estado de Zacatecas en México, y representa según los expertos “una de las nuevas formas para paliar la ansiedad del colectivo en los cambios climáticos del mundo. Pero con severas observaciones por la falta de resultados mensurables e inherentes”, y esto lo sabe Arias y sus asesores, pero al parecer hay otros intereses ocultos“.

Conociendo el procedimiento

Dice José Pons, “el bombardeo consiste en rociar con aviones, antenas o cohetes el químico en nubes específicas, lo que provoca que las gotas de lluvia se ensanchen y se precipiten. A bien aclarar según los expertos, que no todas las nubes son estimulables y que el bombardeo no genera lluvias, en todo caso las podría aumentar. Cuya certeza no hay ente ser lo que responda por la veracidad de estas, sea universidades, institutos científicos, entre otros. En el caso venezolano, el IVIC, sería una referencia importante y el Instituto de Meteorología, ya contaminado por la Fuerza Aérea. Para PCE y los ecologista Zulianos,  hoy por hoy, destacamos existe la tendencia a creer que el utilizar químicos como el yoduro de plata, la acetona y el yoduro de amoniaco para incrementar precipitaciones podría generar que, una vez que el agua haya caído, éstos produzcan efectos en la salud de las personas que están en contacto con las lluvias, así como las siembras. El yoduro de plata genera contaminación y hay quienes consideran también que el contacto de estos productos con la flora y fauna de la cordillera o zonas en general, donde se realiza el procedimiento, podría provocar daños en el medio ambiente y las aguas sublacustre”.

Pons asegura, “que los creyentes de estas técnicas se traslucen en “negocios turbios” o en pequeñas verdades.

Para Pons, “es una manera fácil de gastar dinero con fines inconfesables o inentendibles que la mayoría de  las organizaciones ecológico-ambientales debemos rechazar enfáticamente”. Finaliza el académico, “generar cambios climáticos a gran escala es imposible. El cambio que estamos sufriendo ahora, del calentamiento global, es debido a la acción masiva del hombre desde hace muchos años. Por lo tanto, “comprar nubes” es una falacia, no así una intervención integral de políticas y acciones ecológicas que logren incentivar el ciclo del agua en las cabeceras de nuestros ríos y cordilleras, a esto lo llamamos reforestación integral en bosques y montañas”.

 

 Declaraciones ofrecidas hoy a las 5am en programa 100% Noticias edición Tempranera 5am www.super93fm.com.ve Fm 93.5 desde Maracaibo. El original lo puede encontrar en Soundcloud bajo el nombre  de angel jose olivero.