“El país le exige madurez política a la oposición para enfrentar al gobierno”

Foto Prensa UNT
Foto Prensa UNT

El partido UNT reconoce que en la oposición hay problemas de desunión en la dirección política que tienden a agravarse, en consecuencia el país está empezando a desconfiar de la posibilidad de una alternativa democrática, que lidere el cambio político y social que está exigiendo, oponiéndose frontalmente al gobierno.

Así lo señaló el presidente Ejecutivo de UNT y diputado a la Asamblea Nacional Enrique  Márquez, en rueda de prensa, quien destacó que UNT apela al factor común de la alternativa de democrática de hacerle oposición frontal al gobierno, restablecer y fortalecer la unidad, con la madurez política que el país está exigiendo.

Mostró su preocupación porque Venezuela atraviesa una de las peores crisis económicas, sociales y políticas de su historia, que los venezolanos están en una situación límite de continuo desasosiego. Dentro de este panorama,  la alternativa democrática muestra clarísimos elementos divergentes que expresan carencias importantes en la dirección política.

“Es indudable, inocultable y debemos hablarlo con sinceridad, para poder encontrar el camino que nos reúna y que nos permita precisamente direccionarnos mucho mejor en beneficio del pueblo venezolano. La oposición dentro de la propia oposición genera desconfianza en la gente, en el pueblo venezolano”, destacó el diputado Márquez.

Apuntó que la posición política de la alternativa democrática debe ser de oposición frontal al gobierno de Nicolás Maduro, como único adversario de la oposición, un gobierno que no cuenta con los elementos políticos, ni estratégicos para sacar al país de la grave crisis. “UNT apela a ese factor común que nos va a permitir reunifircarnos  y reconstruir a la alternativa democrática”.

Precisó que en UNT están y permanecerán en la MUD, pero exigen cambios, dejando a un lado  la “peleadera y la descalificación pública”, porque las fuerzas democráticas no ganan nada ventilando los problemas internos, sin primero hacer una discusión profunda y llegar a acuerdos en conjunto, para construir un camino común.

“Hacemos un llamado público a todos los factores que coincidimos en la Mesa de la Unidad Democrática a reservar nuestros diferencias para la discusión interna, que tendremos en los próximos días, en función de que la opinión pública no se convierta en un disparadero que acabe con las esperanzas que este país pueda tener en la alternativa democrática. Dejar las descalificaciones y la peleadera es un elemento fundamental”.

Por otra parte indicó que si la alternativa democrática fue capaz de aceptar un diálogo con un gobierno que le ha hecho tanto mal al país, como no va a ser capaz de sentarse en una mesa a dirimir sus diferencias, entre todos aquellos que coinciden en que el país merece un mejor gobierno, un cambio que permita mejorar la calidad de vida para todos los venezolanos.

“El llamado es a que ese dialogo se materialice, dejemos la diatriba pública, vamos a reservarla para el momento de la discusión política interna. Para UNT no hay dicotomías, no nos movemos en el falso dilema entre radicales y conservadores, tampoco entre salidistas o dialogantes, o entre  caprilistas y leopoldistas. UNT tiene su propia visión del país y estamos dispuestos a coincidir en torno a un factor común  entre todas las posibles vertientes de la oposición, el deseo de darle a los venezolanos un mejor gobierno, que les permita vivir mejor”. Prensa UNT