Gustavo Coronel sobre el “debate” de la gasolina

ES PDV

 

Gustavo Coronel, director fundador de Pdvsa, geólogo y articulista, ha publicado en su blog “Las Armas de Coronel” unas reflexiones sobre la “invitación” de Nicolás Maduro a debatir sobre un presunto aumento de los precios nacionales de la gasolina y posiblemente del resto de los combustibles como el diesel y el gas.

Coronel afirma entre otras cosas “negar que el régimen necesita desperadamente dinero fresco demuestra una gran irresponsabilidad, representa el predominio de la mentira sectaria sobre el deber de informar con honestidad y transparencia“.

Lea a continuación los comentarios y reflexiones de Coronel:

 

Maduro pide un “debate” sobre precio de la gasolina

 

Nicolás Maduro acaba de pedir un debate sobre el precio de la gasolina. Lo hace de tal manera que evidencia su mezquina concepción de lo que significa ser un jefe de estado o un presidente para todos los venezolanos. Fíjense en lo que dice:
1. “Propongo que todo el dinero que venga vaya a un Fondo Social centrado en el país y en sus necesidades. La distribución será la siguiente: 20% para la Gran Misión Vivienda Venezuela, 20% para becas del sistema universitario, otro 20% para la Misión en Amor Mayor, otro para Patria Segura y un último 20% para vialidad y servicios. Esta sería una fórmula justa de equilibrar el costo de los combustibles“.

Mi comentario: Ya Maduro se adelanta a establecer entre sus seguidores la forma de distribución del dinero. Casi todo iría para los programas de subsidio al pueblo que han representado la única política social de régimen, es decir, distribución de peces sin enseñar a pescar. Esto ahondaría el problema actual de millones de venezolanos dpendientes de las dádivas e incrementaría la corrupción. Los programas sociales se han caracterizado por el robo masivo de los recursos por parte de los funcionarios gubernamentales y sus amigos contratistas. No hay ninguna propuesta sobre como utilizar el dinero para no seguir endeudando a la nación de manera tan brutal como lo han venido haciendo o parar la diarrea de dinero inorgánico que imprime el Banco Central.Por ello, el ingreso extra derivado de esta medida constituiría más estímulo al despilfarro.

2. “La burguesía dice que necesitamos (el dinero) urgente porque estamos ahogados pero eso no es así, pero porque eso no sea así no quiere decir que no vamos a dar el paso”.

Mi comentario: negar que el régimen necesita desperadamente dinero fresco demuestra una gran irresponsabilidad, representa el predominio de la mentira sectaria sobre el deber de informar con honestidad y transparencia. Como no necesitar dinero si el país está endeudado hasta decir basta, si el régimen no paga sus deudas, si tiene más de 20 juicios internacionales que pudieran desembocar en grandes pagos, si la salud y la educación están colapsadas, si continúa regalando dinero a países “amigos” de manera insensata, si sigue comprando armas, buques y otras pendejadas no necesarias?

3. “Maduro consultó la propuesta entre los delegados al Congreso y la dirigencia del Partido Socialista Unido de Venezuela quienes “aprobaron” la medida, aunque no se conocieron más detalles”.

Mi comentario: Esto quiere decir que ya el debate terminó entre sus seguidores. Se haría exactamente lo que ha propuesto Maduro. Que clase de debate es este?

Maduro no tiene idea de lo que es un debate nacional

El debate hay que darlo pero no se ha dado ni se dará

El debate necesario, impostergable, es un debate sobre las políticas públicas del narco-régimen. No puede ser un “debate” aislado sobre el precio de la gasolina. El precio de los combustibles en el mercado interno es apenas un componente de una estrategia de estado, de un abanico de políticas públicas intimamente interconectadas. Por ejemplo:

Algunas Políticas Publicas sobre energía que deben ser consideradas en conjunto:

  • Precios de los combustibles en el mercado interno, inmorales y cobardes
  • Estrategias de mercadeo internacional de los hidrocarburos. Regalado se acabó!!
  • Uso del petróleo como arma política para captar lealtades entre los países de la región. Entrega de miles de barriles diarios de petróleo subsidiado a Cuba, PetroCaribe y ALBA, lo cual involucra inmensas pérdidas para el país. Puede la nación soportar esto?
  • Política de desarrollo de recursos petroleros en la Faja y gasíferos costa afuera. Estancamiento del desarrollo debido a la falta de reglas atractivas de asociación. Es urgente cambiarlas.
  • Endeudamiento excesivo del país de las manos de China y producción petrolera comprometida a futuro. Traición la patria
  • Filosofía de gerencia de PDVSA: la empresa social y socialista vs la empresa comercial y eficiente. Gerencia mickey mouse y corrupta.
  • La venta de activos internacionales como manera de obtener dinero fresco para gastos corrientes y partidistas. Liquidción criminal de los recursos nacionales.
  • Actitud del régimen frente a la inversión extranjera y los frecuentes cambios en los términos de las contrataciones. El falso concepto de soberanía nacional que es solo rapacidad.
  • Actitud tolerante y hasta promotora de la hiper-corrupción en Petróleos de Venezuela. Desde Ramírez hasta el portero.
  • Políticas de mantenimiento en la industria petrolera. Prohibido olvidar a Amuay, al Neverí y al Lago de Maracaibo

Estos y otros componentes de las Políticas Públicas sobre energía en Venezuela deben ser considerados en su conjunto, no aisladamente. No existiría credibilidad alguna en un aumento en el precio de la gasolina si no se corrigieran otras numerosas áreas de despilfarro, algunas de ellas francamente anti-nacionales. El pueblo venezolano tiene la deformada creencia de que la gasolina debe ser muy barata porque “tenemos mucha”.

Nunca entendería, por ejemplo, que el narco-régimen procediera a elevar su precio en el mercado interno pero continuara “regalándole” cien mil barriles diarios a los Castro, quienes su vez, re-exportan una porción de esos volúmenes a precios internacionales para llenarse sus sucios bolsillos. O que continuara hipotecando el petróleo de la Faja a futuro por endeudarse con China, potencia imperialista codiciosa. Si esto ocurriera en Bolivia, país de pueblo aguerrido, no quedaría poste de alumbrado donde no estuviera algun burócrata guindando. Pero aun en nuestra sumisa Venezuela habría inmensas y justificadas protestas.

Esta consideración integral de políticas y estrategias públicas representan una acción de estado, a ser llevada a cabo por estadistas. Pero lo que hace el chofer del Metro es salir con dos o tres pachotadas pre-digeridas para su lumpen y tratar de empujar una medida que será desastrosa, si se aplica de manera aislada y sin un proceso reflexivo que esta gentuza, ya lo sabemos, es incapaz de llevar a cabo.