Juan José Moreno A: ¿Porqué respetamos, pero no compartimos decisión de Aveledo?

thumbnailjuanjosemorenoFuimos los primeros y los más sorprendidos al escuchar de los propios labios de Ramón Guillermo Aveledo, su decisión de separarse  de sus funciones como secretario general ejecutivo de la Mesa de La Unidad, y por eso también fui el primer en emitir opinión sobre el particular: “Respeto, pero no comparto la decisión de renuncia de Aveledo”

Fue con motivo de la sesión solemne de la Cámara Municipal de El Hatillo, que me honro en presidir, en la que precisamente le correspondía pronunciar el discurso de orden al doctor Aveledo, relacionado con la conmemoración de los 231 años del nacimiento de Libertador Simón Bolívar, donde se produjo el anuncio.

Y digo que la respeto, porque conociendo la actitud responsable y valiente de Ramón Guillermo Aveledo, demostrada durante todos estos años de incansable lucha en beneficio del entendimiento de ese complejo conglomerado polipartidista que es la MUD, entiendo que deben ser de mucho peso las razones que lo llevaron a tomar la decisión que, en lo personal, lamento.

Pero debo insistir, que no la comparto, porque en momentos tan espinosos para la oposición, difícilmente podamos encontrar a una persona de mayor equilibrio, honradez, experiencia y desprendimiento que el doctor Aveledo, para continuar haciendo frente a la responsabilidad que viene asumiendo de una manera exitosa, en la coordinación de un organismo,  cuyos resultados son tan concretamente medibles , como haber posibilitado aumentar la votación unitaria de los venezolanos oposicionistas al actual régimen, de un 35% (de las elecciones  de 2006)  a posiblemente un poco más de 50 por ciento en el más reciente proceso electoral, cuyos resultados siguen prestándose a dudas. Advierto: esta afirmación la hago, sin intención de restarle méritos a las credenciales que puedan poseer los posibles aspirantes a ocupar el cargo cesante ahora en la MUD.

También comparto la opinión de las personas, especialmente analíticos políticos, quienes en el curso de las últimas horas se han pronunciado sobre este inesperado acontecimiento, interpretando que la renuncia de Aveledo, además de valiente constituye un verdadero llamado a la acción.  Es decir, como el propio Aveledo se ha encargado de aclarar, su decisión no puede ser relacionada con una presunta actitud de abandonar la lucha, sino dar un paso que, en momentos cuando determinados sectores dentro y fuera  de la Mesa expresan críticas relacionadas con las últimas actuaciones de ella, pueda llegarse a un consenso que permita definir nuevas tácticas y estratégicas que pudieran mantener la unidad en la búsqueda de nuevos objetivos.

De igual manera debo expresar mis palabras de alerta a todos quienes comparten el propósito de arrebatarle el poder a quienes a través de evidentes triquiñuelas mantienen secuestrada la institucionalidad del Estado, para evitar caer en la trampa que nuevamente pretenden armar los discípulos de Nicolás  Maquiavelo. No tardó el  principal representante de la doctrina de quien, no por casualidad es tocayo de Maduro, el capitán Cabello, en tratar de sacar provecho de esta situación surgida en las filas de oposición.

Y haciendo uso del tipo de estrategias que ya hemos denunciado en anteriores entregas, aprovecha esta virtual coyuntura, no solo para tratar de evidenciar un presunto desmoronamiento de la unidad oposicionista, sino también para lanzar una “cortina de humo”, cual trapo rojo que oculte el hervidero y seguro terremoto que se gesta en la entraña del PSUV.

Porque allí si hay una verdadera confrontación, alimentada por las denuncias de Giordani y Héctor Navarro sobre corrupción interna con las divisas, ahora complementadas con investigaciones periodísticas que permiten desentrañar el misterio de sus autores, auténticos pillos, miembros de las “gloriosas” altamente vinculadas al poder y la vergonzosa proclamación,en la convención de ese partido, de un “pollo”  que, según han sostenido íntimos allegados, ha “picoteado” dineros provenientes de la narcoguerrilla colombiana.

Pero nada de eso debe distraernos, con toda la gente que hace causa común en la oposición y con el propio Aveledo deberemos contar para seguir adelante en esta lucha que ya, en lo casi inmediato, tendrá que conducirnos  al rescate de la Asamblea Nacional, por ahora.

@JJMorenoA