Encontró un gusano en la salsa de tomate

Foto Referencial /Archivo
Foto Referencial /Archivo

Sarah Millman de 27 años, estaba preparando la comida para su familia cuando se encontró dentro de un bote de tomate frito un gusano. Compró el bote de tomate frito en el supermercado ‘Tesco’ por 2 euros para preparar una salsa boloñesa.

Según el ‘Daily Mail’ la mujer no suele vigilar el contenido de las salsas, y su intención no era hacer dinero mediante una demanda al supermercado, su objetivo era recibir una disculpa y la devolución de los dos euros por el bote de tomate con la lombriz.

Al ver que nadie del supermercado se dignó a llamarla para pedirle disculpas, Sarah Millman decidió comunicárselo a la prensa y hacerlo público.

Vía Que.es