Falleció James Brady, portavoz de la Casa Blanca

Foto Archivo
Foto Archivo

El exsecretario de prensa de la Casa Blanca James Brady, quien resultara herido durante el intento de asesinato al expresidente de Estados Unidos Ronald Reagan, en 1981, falleció hoy a los 73 años, anunció su familia.

“Estamos con el corazón roto al compartir la noticia de que nuestro querido Jim ‘Bear’ Brady ha fallecido después de una serie de problemas de salud. Su esposa, Sarah, su hijo, Scott, y su hija, Missy, están muy agradecidos de haber tenido la oportunidad de despedirse”, apuntaron en un comunicado.

Brady trabajó como portavoz adjunto y como portavoz de la Casa Blanca durante la presidencia de Ronald Reagan (1981-1989), pero tras resultar herido en el intento de asesinato contra el gobernante republicano sufrió una discapacidad permanente.

El exportavoz, con cuyo nombre fue bautizada la sala de prensa de la Casa Blanca durante la presidencia de Bill Clinton (1993-2001), se convirtió desde entonces en un gran defensor del control de armas.

Dedicó años a presionar por la aprobación de un proyecto de ley, que llevaba su nombre, el cual planteaba que se ampliase la verificación de antecedentes antes de que un posible comprador pudiese adquirir un arma de fuego.

La ley fue promulgada en 1993, también por Bill Clinton.

“Jim tocó las vidas de muchas personas y ha sido un maravilloso marido, padre, amigo y modelo a seguir. Estamos enormemente orgullosos de los logros notables de Jim -antes de que le dispararan en el fatídico día en 1981 mientras servía junto al presidente Ronald Reagan y en los días, meses y años que siguieron”, añade su familia.

“A pesar de sus lesiones y el dolor que tuvo que soportar todos los días, utilizó su humor, ingenio y encanto para traer sonrisas a los demás y hacer del mundo un lugar mejor”, agregó su familia en la nota en la que anunció el deceso.

Asimismo, su familia destacó su capacidad para sobreponerse a la adversidad, y sus esfuerzos para trabajar para la prevención de la violencia armada, así como su activismo con personas discapacitadas. EFE