Las Farc y Gobierno colombiano afinan participación de víctimas en proceso de paz

dialogos_mesa_paz_farc_gobierno_cuba

La guerrilla comunista de las Farc y el gobierno colombiano iniciaron este lunes una última “reunión preparatoria” previa al arranque de la discusión sobre el sensible tema de las víctimas del conflicto armado la próxima semana, informaron fuentes de ambas partes. AFP

La reparación de las víctimas es uno de los puntos más complejos de las negociaciones de paz de La Habana, pues ambos bandos se acusan mutuamente por la violencia de un conflicto que ha dejado 220.000 muertos y cinco millones de desplazados en medio siglo.

Esta reunión preparatoria a puertas cerradas, la quinta en las últimas semanas, busca afinar los últimos detalles para la participación de las víctimas en el proceso de paz.

Fuentes de ambas partes confirmaron a la AFP el inicio de la reunión, pero dijeron que no se sabe todavía cuántos días durará. “Eso depende de lo que se acuerde o de lo que quede pendiente”, explicó una fuente.

La delegación del gobierno no incluye en esta ocasión al jefe negociador Humberto de la Calle ni a todos sus “plenipotenciarios”, sino únicamente al comisionado de paz, Sergio Jaramillo, y al general retirado Oscar Naranjo, según las fuentes.

El equipo negociador de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), la mayor guerrilla de ese país, está encabezado por Iván Márquez y permanece en Cuba desde que comenzaron las discusiones en noviembre de 2012.

Ambas delegaciones discutirán el tema de víctimas el 12 de agosto y escucharán sus testimonios desde el día 16.

Las víctimas a dar testimonio están siendo seleccionadas por la oficina de la ONU en Bogotá y la Universidad Nacional, con acompañamiento de la Conferencia Episcopal. En el caso de muertos, testimoniarán dolientes directos.

Sólo podrán entregar su testimonio 60 víctimas en cinco delegaciones de 12 personas cada una.

La guerrilla teme que exista un “equilibrio irreal” entre los seleccionados y denunció que el gobierno hace un “manejo propagandístico cargado de cierta parcialidad” sobre este sensible tema.

Pese a que las FARC dijeron en un comunicado que no “vetan ni vetarán” a ninguna víctima, advirtieron que “si el gobierno pretende que se escuche a sus militares y policías, debe tener plena disposición a que se escuchen también los combatientes guerrilleros”.

Hasta ahora las FARC y el gobierno han consensuado tres de los seis puntos de la agenda de paz: reforma rural (mayo de 2013), participación política de las FARC (noviembre de 2013) y drogas ilícitas (mayo de 2014).

Además de la reparación de las víctimas, queda por abordar el abandono de las armas por la guerrilla y el mecanismo para refrendar un eventual acuerdo de paz.