Militares diplomáticos, otro pilar del poder de Maduro

Foto Minci
Foto Minci

En el último año y medio el gobierno de Nicolás Maduro ha afianzado la presencia de militares en cargos diplomáticos, ministerios e institutos del Estado. Esta iniciativa fue uno de los pilares de la gestión del ex presidente Hugo Chávez, y fue sumamente acentuada desde la llegada del actual mandatario venezolano, publica Infobae.

“Maduro necesita compartir los centros de poder para mantenerse. En el área diplomática esto ocasiona una desprofesionalización del servicio exterior que se une a la estructura de militantes que ejercen como embajadores”, explicó a El Nacional el ex embajador venezolano Milos Alcalay, quien subrayó que esta tendencia refleja una clara dependencia de Maduro de las Fuerzas Armadas de Venezuela (FANB) para permanecer en el poder.

“Los militares están regados en embajadas en países estratégicos para el gobierno, esto choca con el ideario latinoamericano que ha enfrentado el militarismo”, agregó.

El gobierno bolivariano estableció a militares en embajadas como las de Rusia, la Argentina, Brasil, Austria, Chile, Guatemala, México y Portugal, así como el consulado de Boston.

El ex diplomático marcó una diferencia entre la administración chavista y la actual de Maduro, apuntando que el sucesor del Comandante bolivariano estableció una estructura horizontal muy ligada a la impuesta por los Castro en Cuba, que difiere a la verticalidad de Chávez.

Otro ex embajador, Héctor Quintero, también resaltó la acentuación de esta tendencia. El diplomático reconoció que años atrás había militares en ese sector, pero no de manera tan significativa.

Este fortalecimiento “castrense” llevó a que algunos comiencen a tildar al gobierno de “militar-cívico”.

Por su parte, una práctica común es asignar a oficiales retirados el servicio exterior en algún país. “Al dejar la estructura interna, muchos militares tienen posibilidades de un premio de consolación en el exterior”, aseveró Alcalay.

El almirante Diego Molero Bellavia salió del Ministerio de la Defensa a la embajada en Brasil en 2013. Noel Martínez Ochoa, ex comandante del Ejército, es el cónsul en Boston. Mientras que los generales retirados Carlos Eduardo Martínez Mendoza y Alí Uzcátegui Duque, ex jefe de inteligencia militar, son los embajadores en Argentina y Austria, respectivamente.

Orlando Torrealba Jiménez, ex director de operaciones del Ejército, es el embajador en Guatemala, y el generalHugo García Hernández en México, y anteriormente estuvo en Rusia.