¿Preocupada por tu cuerpo? No te pierdas estas claves para cuidarlo en vacaciones

piel_cuidados_002

Respirar aire puro y disfrutar del paisaje son actividades típicas que desean realizar las parejas cuando salen de vacaciones. Los días libres son el momento ideal para recuperar las horas que dejamos de dedicar a nuestros seres queridos, por causa del trabajo y otras obligaciones.

Pero las dificultades comienzan cuando al salir del entorno diario y la rutina nos exponemos al sol, playa, piscina, se come comida chatarra y se saltan comidas. Por ello, te presentamos una serie de tips útiles para que puedas compartir con tu familia sin tener sufrir por los efectos nocivos de las radiaciones ultravioletas y los efectos devastadores de una dieta copiosa con abundantes grasas y carbohidratos.

1. Cuida tu piel
– Utiliza jabones neutros para lavar tu rostro

– Haz una limpieza con o sin hidratación 10 días antes y 10 días después de exponerse al sol. Esto disminuirá los brotes de acné, removerá impurezas y podrás lucir una piel más tersa y saludable.

– Al exponerte al sol, se estimula la producción de melanina y por lo general la piel cambia de color (bronceado). La piel funciona como un escudo protector para minimizar los efectos de la radiación y en personas más blancas esta melanina es estimulada en forma de pecas irregulares, mancha u otros. Se recomienda utilizar filtros solares con protección contra radiaciones UVB y UVA, los cuales deberán aplicarse nuevamente cada dos horas. Una buena protección en un día de playa debe tener un FPS (factor de protección solar) mayor a 50.

– Descansa del maquillaje y haz que tu rostro tenga un look natural.

– Retira con agua potable el exceso de agua de piscina y de mar. Posteriormente usa humectante para pieles secas, que se absorben rápidamente y no dejan residuos en la piel.

– Antes de ir a la playa, depílate preferiblemente con láser o cera. No tendrás vellos dentro de la piel y no oscurece las zonas de afeitado por irritación.

La exposición diaria al sol sin protector solar puede causar manchas en la piel e incluso cáncer de piel. Se recomienda visitar al dermatólogo una vez al año para un control y fijarse en el color de los lunares, si existen manchas nuevas o lesiones que pican.

0010499893

2. Cuida tu cabello

– Utiliza champú neutro principalmente. Puedes usar alguno para cabello maltratado, ya que contienen aceites naturales y son menos abrasivos

– Usa máscaras o humectantes para el cabello, que sean ricos en aceites naturales como: argán, coco, oliva, etc. Éstos mejorarán la hebra del cabello.

– Si tu cabello es teñido, cuídalo de los químicos de piscinas porque podrían darle una coloración verdosa. Si tienes tratamientos de brillo de seda o brillo de oro, su efecto disminuirá con el agua salada.

– Utiliza productos antifrizz libres de alcohol. Evita la gelatina para el cabello, porque lo reseca y le dan un aspecto opaco.

3. Cuida tu alimentación y tu dieta:

– Intenta aprovechar las mañanas para dar paseos alrededor del sitio donde estés hospedado: plazas, calles, malecones, etc.

– Si tienes el hábito de hacer ejercicio puedes nadar, escalar, trotar o jugar al aire libre. Aumentará la quema de calorías consumidas de comidas no dietéticas.

– Intenta que tus meriendas sean barras energéticas, frutas o frutos secos (almendras, nueces, etc.).

– Procura que la comida menos copiosa sea la de la noche, que sea más rica en proteínas y vegetales, y menos carbohidratos.

En fin, trata de disfrutar en familia tus vacaciones donde puedas combinar la recreación sin alejarte de los buenos hábitos.

c1572c59821062c96d0fc33ad32a2983_XL