Reporteros sin Fronteras: Gobierno no garantiza libertad de expresión

represion
Foto Archivo

La falta de seguridad física para los trabajadores de la prensa, la polarización y los retos económicos son las tres dificultades principales que enfrenta la libertad de expresión e información en Venezuela, indicó este lunes un balance presentado por la organización Reporteros Sin Fronteras (RSF), publica El Carabobeño.

Como parte de una colaboración con el Examen Periódico Universal (EPU) que la Organización de las Naciones Unidas realizará a Venezuela en 2014, la organización presentó un informe en el que solicitó a las autoridades venezolanas cumplir su deber de contar con un mecanismo que proteja a periodistas y defensores de los derechos humanos.

El comunicado explicó que en el último EPU de 2011, se pidió al Gobierno venezolano garantizar la libertad de expresión y la seguridad de los periodistas, a través de 12 pasos que el gobierno del fallecido presidente Hugo Chávez rechazó en su totalidad.

La urgencia de seguridad física

En el informe de este año, RSF manifestó que las protestas ocurridas en Venezuela desde el primer semestre de 2014 han sido el “teatro de numerosas agresiones, amenazas, insultos y robos a periodistas locales y extranjeros, quienes también han padecido la destrucción de su equipo y detenciones arbitrarias”.

Afirmó que según el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP), la Guardia Nacional Bolivariana ha sido la responsable de 62 % de estas agresiones.

Desde el inicio del año 2013, RSF ha registrado más de 500 ataques al derecho a la información y el SNTP ha contabilizado 181 agresiones a periodistas desde el inicio de las manifestaciones, sin embargo, hasta la fecha no se han dado a conocer los resultados de estas investigaciones.

Reporteros Sin Fronteras solicitó al Estado venezolano reconocer la importancia del papel de los periodistas en la cobertura de las manifestaciones, como lo subraya la resolución de la ONU firmada el 28 de marzo de 2014.

Polarización y retos económicos

Más allá de las amenazas concretas que representan los ataques a periodistas, la organización señaló que existe otra más insidiosa: “la falta de pluralismo que caracteriza a los medios de comunicación en Venezuela, en un contexto político muy polarizado”.

RSF deploró la falta de transparencia en la adquisición de los grupos de medios de comunicación en Venezuela y citó los casos de la venta del grupo Cadena Capriles, la compra de Globovisión y la reciente adquisición del diario El Universal en julio de 2014 por la firma española Epalisticia, que nombró como presidente del diario a Jesús Abreu Anselmi, amigo del presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello.

El documento rechazó también la actuación de miembros del Gobierno de acusar y multar con cantidades exorbitantes a los medios de comunicación de la oposición que pueden llevar a los periodistas o a las empresas a la bancarrota.

Por último, destacó que Venezuela se encuentra en el lugar 116, entre 180 países, en la edición 2014 de la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa de Reporteros Sin Fronteras.

“La situación de la libertad de información, muy preocupante en el país, amerita que el gobierno establezca un verdadero compromiso frente a la comunidad internacional”, concluyó.