Maduro compró 300 nuevos equipos antimotines para castigar a “terroristas”

gnb

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo hoy que su Gobierno compró unos 300 equipos especiales antidisturbios para disipar y castigar “severamente” a los “terroristas” o grupos de la “ultraderecha” que, asegura, se preparan para atentar contra la paz del país, reseñó EFE.

“Yo aprobé hace varias semanas atrás nuevas inversiones para traer nuevos equipos como estos, equipos especiales, de los más modernos del mundo para poder (…) disipar y castigar severamente en el marco de la ley a los terroristas, a los guarimberos (que hacen barricadas), a la ultraderecha violenta”, dijo el gobernante.

La información fue ofrecida por Maduro durante un discurso en un acto con funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada) en Caracas, en el que reiteró que aunque ese castigo se hará “con la ley en la mano”, se actuará “con autoridad y con claridad”.

El presidente indicó que su Gobierno continuará reforzando todas las inversiones en esos equipos “porque lamentablemente en Venezuela hay grupos de la ultraderecha que siguen preparándose para nuevas estocadas, nuevas emboscadas contra la paz del país”.

Aclaró que todo el que quiera ejercer sus garantías constitucionales y desee salir a manifestar marchando, cantando, escribiendo o hablando es “bienvenido” y aseguró que todos los venezolanos tienen garantizados “plenamente” sus derechos.

“Pero aquel que quiera utilizar las libertades públicas y la Constitución para dañar la patria, para destruir la patria, para afectar la paz, para traer el terrorismo de donde lo quieran traer, tiene que encontrarse en frente a la GNB”, advirtió.

En ese sentido, el jefe de Estado indicó que “muy pronto” llegarán al país “unos 300 equipos especiales” para garantizar que esos ataques que se produzcan desde adentro como parte de lo que, aseguró, es una “estrategia imperial” para “llenar de violencia” Venezuela, sean “corregidos y superados” de forma inmediata.

El presidente felicitó en el evento a los oficiales de la GNB por su actuación durante la ola de protestas antigubernamentales que se desarrollaron en el país desde febrero hasta mayo pasado, que en algunos casos se tornaron violentas y dejaron 43 muertos, cientos de heridos y detenidos, informó EFE

gnb3 gnbq gnb gnbavn

La agencia AFP destacó que el presidente Nicolás Maduro anunció este lunes que su gobierno adquirió 300 nuevos equipos antimotines para reforzar a la Guardia Nacional a fin de enfrentar eventuales manifestaciones “violentas, terrroristas”, luego de las protestas opositoras que sacudieron a Venezuela de febrero a mayo con saldo de 43 muertos.

“Muy pronto seguro llegarán 300 nuevos equipos especiales para seguir garantizando que los ataques que se hagan desde adentro en la estrategia imperial de llenar de violencia a nuestro país sean preventivamente atendidos, corregidos y superados de manera inmediata”, dijo Maduro.

El mandatario hizo el anuncio durante un acto público de la Guardia Nacional y en el que se refirió en repetidas ocasiones a las protestas opositoras iniciadas en febrero, a las que tachó de actos “terroristas” que dijo fueron impulsados por la “extrema derecha”, como parte de una “conspiración malévola” fomentada desde el exterior.

Maduro, quien afirmó que están “garantizados los derechos constitucionales” para manifestarse pacíficamente, no detalló la procedencia de los equipos ni de si se trata de vehículos o pertrechos de protección. El mandatario se limitó a señalar que los equipos adquiridos son “de los más modernos del mundo”.

Las protestas, iniciadas por estudiantes a principios de febrero en el oeste del país, reclamaban contra los altos niveles de inseguridad y el deterioro de la economía, marcado por una inflación superior a 60% y una aguda escasez de alimentos y productos básicos.

En distintos hechos ligados a las manifestaciones, que en su mayoría fueron repelidas por la policía y la Guardia Nacional con gases lacrimógenos y vehículos lanza aguas, murieron 43 personas y cientos resultaron heridas, mientras que unas 80 permanecen detenidas.

Estados Unidos, país con el que Venezuela sostiene tensas relaciones y al que ha acusado de fomentar las protestas, anunció que ha suspendido las visas de 24 funcionarios venezolanos, entre ellos ministros, asesores presidenciales, militares y guardias nacionales, señalados por Washington de ser responsables de violaciones a los derechos humanos durante las protestas.