Juan José Moreno A: “Se vende país con vista al mar”

thumbnailjuanjosemorenoAunque la expresión no es propia, si puede considerarse muy apropiada para reflejar una situación que debe llamar la atención de todos los venezolanos: privilegiada por una envidiable  posición geográfica y la posesión de la inmensa variedad de recursos que la naturaleza pone a disposición del país, Venezuela es actualmente expuesta a la amenaza de ser, por lo menos,  embargada por las deudas que contrae, y la descapitalizada por la venta de importantes activos.

Porque siguiendo el nefasto expediente tantas veces criticado por el chavismo, y que podríamos considerar razonable,  como fue la venta de nuestra aerolínea insignia Viasa, entre otras, los convenios con la República China es algo que no termina de convencer a quienes en el país piensan lo que ocurre en el presente, y en lo que podrá ocurrirnos en el futuro. Pues, no es nada nuevo repetirlo, los convenios que ahora nos atan a la imperialista república socialista, se da en momentos cuando Venezuela recibe la mayor cantidad de divisas de toda su historia y los compromisos de petróleo a futuro nos crean una situación de extrema vulnerabilidad como nación cuya auténtica soberanía estamos todos llamados a defender.

Cuando se supone que el país nadaría en dólares, se observan los esfuerzos desesperados del régimen por conseguir divisas y mantener un flujo de caja que le permita “parapetear” sus finanzas, aun a costa de compromisos que podrían generar dudas de cumplimiento, así como el pretendido remate de una posesión tan estratégica para el país  como la venta de nuestra refinería Citgo, en Estados Unidos.

Ya figuras prominentes de la oposición han venido alertando a través de diversos medios de comunicación la especie, aun sin aclarar definitivamente por parte de las autoridades monetarias del país, sobre el destino dado a las reservas en oro, ingresadas a la nación con bombos y platillos, so pretexto de que aquí estarían mejor cuidadas  que en cualquier otra parte.

Recordemos concretamente las denuncias formuladas en noviembre del pasado 2013, por Henrique Capriles, quien señaló en su oportunidad que el BCV estaría negociando con Goldman Sachs, de Londres, un millón 450 mil onzas de oro que, al precio en aquel momento equivalían a unos 1.860 millones de dólares, supuestamente para cancelar deudas que importadores nacionales mantendrían, a través de Cadivi, con exportadores del resto del mundo.

Capriles también denunció en esa entonces, los esfuerzos del gobierno, que ya se están concretando, de conceder cuantiosas extensiones mineras de oro en el sur del país a poderosas trasnacionales del precioso mineral, en ese afán desesperado de búsqueda de divisas. También anticipó Julio Borges, líder de Primero Justicia, lo que ya ha sido confirmado por el superministro Rafael Ramírez, la venta de Citgo.

Pero el tiempo y los hechos nos han dicho, que no se sabe que está haciendo el régimen con toda esa cantidad de dólares que le está entrando con la venta de lo que tenemos hoy y con lo que se supone tendremos en el futuro; y el temor que nos invade, en estos momentos cuando vemos lo que está ocurriendo en Argentina, es que se repita en nuestro país un fenómeno económico que nos deje sin fondos para cancelar lo más elemental del gasto público. Porque, debemos advertir que, así como en el sureño país amenazan los llamados “fondos buitres”, aquí al parecer tenemos en nuestras propias entrañas los “buitres de maletín” denunciados desde el propio gobierno por el inefable Giordani.No lo olvidemos.

Y como siempre, la reiteración de nuestro llamado de alerta, pues solo la UNIDAD de todos los venezolanos podrá impedir lo que ya visualizamos como un anuncio publicitario en cualquier país del mundo, digamos China o Rusia: “Se vende país con vista al mar”

@JJMorenoA