La madre de Angela: Mi hija lo quería mucho y por eso le dio otra oportunidad

Foto: Ángel Zambrano/ El Impulso
Foto: Ángel Zambrano/ El Impulso

David Ramírez, obtuvo la fama que tanto deseó, pero no por su carrera musical, sino por haber confesado que con la funda de una almohada estranguló a su pareja, la modelo Ángela Medina, de 22 años. Las evidencias comprometen a otros tres hombres, quienes ya fueron detenidos. En Santa Rosa rindieron un sentido homenaje a la joven. elinformador.com.ve

Ángelica Romero Navas.- “Lo vi y no tuve duda que había sido él”. Mientras recibía condolencias en el velorio de su hija mayor, Ángel Medina mencionó que cuando se enteró de la desaparición llamó al novio de la joven y sospechó que había ocurrido un crimen pasional. No se equivocó, pues David Emiliano Ramírez Salazar, admitió luego, en un interrogatorio, ser el autor material del asesinato de Ángela Meliana Medina Valles.

Con la funda de una almohada estranguló a la modelo de 22 años en su habitación, luego de una fuerte discusión el martes en la noche. “Ellos estaban peleados hace 15 días, pero mi hija lo quería mucho y por eso le dio otra oportunidad”, manifestó consternado el padre.

El comisario retirado de la antigua DISIP, ahora Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional, dijo que apenas vio a la cara del novio, confirmó su sospecha, pues tenía algunos rasguños en el rostro. “Mi hija se defendió”, dijo el señor, quien aseguró que tiene mucho por contar de esa historia, pero que en el momento oportuno hará las declaraciones.

El caso que trascendió, por la crueldad en la manera en que asesinaron a la joven estudiante de derecho, fue resuelto por el Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas, subdelegación Lara. Cuatro personas pagarán cárcel luego de las evidencias que indicaron que son los responsables del crimen.

David, di la verdad”, le decían los tres amigos que permanecen detenidos junto a él. El novio será imputado por el delito de homicidio calificado, y aunque Yohalber José González, Víctor Daniel Marín Córdoba, y Mauricio Loyo aseguran que no son culpables, según la información oficial que ayer en rueda de prensa ofreció Juan Carmona, director del CICPC Lara, fueron responsables de trasladar el cuerpo sin vida de la joven y llevarlo hasta la carretera vieja Barquisimeto-Yaritagua en un vehículo Mazda 3 Azul, placas AB 353CP, luego le prendieron candela y huyeron.

Los mensajes de texto, llamadas telefónicas, evidencias encontradas en la casa de los detenidos y el carro utilizado para el traslado del cuerpo de Ángela, no deja ninguna duda a las autoridades de la participación en el homicidio, por lo que serán imputados en el grado de cooperador inmediato necesario y asociación para delinquir. De hecho, se conoció que al admitir los hechos, David dijo: “que asuman su barranco”.

Ayer los cuatro responsables serían presentados ante la Fiscalía Nº 10 del estado Lara para la imputación de los hechos. Según Carmona, deberán pagar cárcel en el Centro Penitenciario David Viloria, antiguo Uribana.

A las 2:30 de la tarde, el cortejo fúnebre que trasladó a Ángela, llegó a la población de Santa Rosa para ofrecerle un sentido homenaje, pues allí había vivido gran parte de su vida. Aunque también estuvo en San Cristóbal y Caracas, acompañando a su papá en sus labores de funcionario público.

Los amigos del colegio Pablo Neruda, donde estudió bachillerato, la acompañaron en su despedida y recordaron entre sonrisas que Ángela siempre estaba muy bien arreglada, “siempre estaba maquillándose en el salón y luego que nos graduamos se convirtió en una modelo profesional”. A pesar de los logros alcanzados aseguraron que siempre fue una mujer humilde.

Vecinos y conocidos se conglomeraron en la plaza para darle el último adiós a la jovencita. El párroco Rafael Chávez lamentó la inesperada muerte de Ángela, y tras la eucaristía, los restos fueron llevados al cementerio Metropolitano para el entierro.

Para leer la nota completa pulse Aquí