Sigue la crisis del papel: El Siglo reduce su edición a solo dos cuerpos

El Siglo

Luego de 41 años de historia comunicacional, el diario elsiglo se ve en la impostergable necesidad de reducir su despliegue informa-tivo diario a partir de hoy, y hasta tanto se solvente la grave situación planteada con la falta del papel periódico, ya que nuestro inventario alcanza para menos de un mes, así lo reseñó en Portada elsiglo.

Esta preocupante situación se nos presenta luego de la suspen-sión hace seis meses de la impresión de nuestros suplementos espe-ciales, Evas y Chamos, los cuales constituían importantes ediciones de entretenimiento y educación para nuestra colectividad.

Es importante colocar siempre en el primer nivel, nuestro com-promiso informativo con la comunidad y el derecho a la informa-ción, nuestra edición diaria constará de dos cuerpos, que resumirán las noticias comunitarias, deportivas y de sucesos, además de nues-tro tradicional servicio de avisos clasi?cados, en señal de que sigue intacto nuestro compromiso con el lector, aun en medio de la crisis de insumos que enfrentamos.

Pero, vemos con preocupación, que posiblemente tendremos que reducir aun más nuestra edición a un cuerpo, luego de lo cual se plantea un inminente cese de la impre-sión por falta del papel. Hemos llegado a este punto luego de agotar todas las vías forma-les e informales para lograr acceder a la materia prima. Y a pesar de la solidaridad de las instituciones y el gobierno regional, no se ha podido solventar este grave problema.

Sin embargo, el procedimiento seguido para la obtención de las divisas para la importación del papel periódico desde Canadá no ha podido llegar a feliz término en nuestro caso, pues no nos han sido otorgadas ni la AAD (Autorización para la Adquisición de Di- visas) ni la ALD (Autorización de Liquidación de Divisas), ambos procedimientos a cargo del Centro Nacional de Comercio Exterior (Cencoex), no obstante hemos cumplido cabalmente con todos los procedimientos y consignado todos los requisitos. En consecuencia, no podemos ni pagar ni importar el papel.

Lea la información completa en elsiglo