Película que dura cinco horas y media, es la nueva sensación en Europa

Mula sa kung ano ang noon

“Mula sa kung ano ang noon” (Desde lo que era antes), causa sensación entre los críticos europeos. La distinción en Locarno fue la coronación de la larga lista de elogios que viene cosechando desde su estreno. AFP

El film cuenta la historia de un pueblo aislado en Filipinas en 1972, durante la dictadura de Ferdinand Marcos. Allí ocurren cosas extrañas: se oyen gemidos que suben desde el bosque, hay vacas masacradas, aparece un hombre ensangrentado en un cruce carretero y se incendian casas.

En momentos en que todo eso sucede, se multiplican las operaciones militares y se produce la aparición de milicias despiadadas que controlan las zonas rurales.

Durante sus 338 minutos de duración, la cinta protagonizada por Perry Dizon, Roeder y Hazel Orencio mantiene la misma tensión. El trailer oficial es un buen resumen.

Son 1 minuto y 51 segundos de los cuales 40 están dedicados a los títulos. El resto es un plano fijo de una mujer inmóvil que navega en un río a bordo de un bote. Sin música ni ningún otro ruido ambiente que la lluvia.

El Festival de Locarno condecoró otras películas. El Premio especial del Jurado lo recibió la estadounidense Listen up Philip, de Alex Ross Perry. El Leopardo a la mejor realización fue para el portugués Pedro Costa por Cavalo Dinheiro.
El galardón al mejor actor se lo dieron al ruso Artem Bystrov, por su papel en Durak de Yury Bykov. Y el premio a la actriz más destacada lo obtuvo la francesa Ariane Labed, por Fidelio, L’Odyssée d’Alice, de Lucie Borleteau.