Cuatro visiones para enfrentar la crisis económica del país

unnamed

Este sábado se llevó a cabo el foro “Visiones sobre la Crisis Económica”, realizado por la Fundación Espacio Abierto. En el mismo se analizó la gestión y política que en la materia viene desempañando el gobierno nacional.

Los ponentes Henkel García, director de Econométrica; Felipe Pérez ex Ministro de Planificación entre 2002 y 2003; el analista y profesor universitario Ronald Balza; y Víctor Álvarez, ex ministro de Industria Básicas y Minerías, disertaron y analizaron la compleja crisis económica que atraviesa el país para luego, dar cada uno, las recomendaciones sobre las medidas necesarias que el gobierno tendría que tomar para enderezar el oscuro panorama en que encuentra Venezuela.

“Definir el modelo que queremos”

Según García, durante 15 años se ha aplicado un sistema de distribución populista de de la renta, ha creado inmensas distorsiones fiscales y monetarias que han dado origen a la inmensa inflación que vive Venezuela. Por otro lado el descenso de la producción y las exportaciones que actualmente son menos de la mitad de las exportaciones per cápita en términos reales de lo que era en 1998, son entre otras razones los causantes de un modelo inviable.

El joven economista aseveró que el país debe replantearse cuál modelo es el sed quiere seguir: “Los venezolanos saben que no quieren este modelo pero tampoco tenemos muy claro qué es lo que queremos, hay que definir cuál va a ser el rol del mercado en ese modelo, cuál será el rol de la propiedad privada, entre otros aspectos”.

Acuerdo de gobernabilidad nacional

Por su parte el  ex ministro Felipe Pérez indicó que a pesar de que Venezuela está al borde de una hiperinflación y que esta situación están enmarcada dentro de un clima de conflictividad social muy grande, “la solución a nuestros problemas paradójicamente es muy simple o fácil, ya que esta situación no se deriva de una crisis clásica, sino que es una crisis de errores garrafales en política y economía. En Venezuela no existe un problema de solvencia ni de liquidez, sino de política económica.

Para el ex titular de la cartera de Planificación, las propuestas básicas son “abandonar el régimen de control de cambio, implantación de régimen de fluctuación limpia con bandas, como  yo lo implementé en 2002, una reforma fiscal, una reforma monetaria que implique que se coloque en el Banco Central a alguien que no sea del gobierno, y entablar un sistema de conversaciones para reglas claras y productivas. Tomar en cuenta al sector productivo y a los trabajadores. Además de eso no sólo una nueva política económica, sino un acuerdo nacional de gobernabilidad, donde se comparta los poderes públicos”.

 

Estado regulador, no controlador

El economista y profesor universitario, Ronald Balza resaltó la necesidad de emprender ajustes graduales para resolver todas las distorsiones que tenemos en estos momentos. “Dichos ajustes deben estar dirigidos a implementar una economía en la que coexista el sistema de mercado con un Estado que sea regulador y no controlador, que se controle a el Estado a sí mismo para no excederse en el gasto público y que tome en cuenta los efectos secundarios de ese gasto público y que establezca sistemas de protección para los más vulnerables y por supuesto estimular la producción nacional y diversificarla”.

Para Balza, dichas medidas no tienen necesariamente  que estar en conflicto con el hecho de que Venezuela sea un país petrolero, “eso tiene que ver más con las decisiones que se tomen sobre el tipo  de cambio y sobre los precios de los combustibles internos, entre otras cosas”.

“Del capitalismo rentista al neorentismo socialista”

“El principal reto que tiene Venezuela en estos momentos es impulsar una estrategia que le permita una transición sin traumas del modelo extratista rentista que nació en la IV república y se ha prolongado a lo largo de la V República, e incluso se ha exacerbado”, subrayó, Víctor Álvarez, ex ministro de Industria Básicas y Minerías.

El también ex presidente de la CVG, considera que actualmente se atraviesa una prolongación del “capitalismo rentista” al “neorentismo socialista”, pero que tiene una misma esencia: la necesidad de extraer cada vez más petróleo. Dicha situación “lo que hace es generar toda una serie de patologías de efectos perversos que para nada ayudan a lograr la soberanía productiva y una inserción distinta de Venezuela en la economía internacional”.

El foro “Visiones sobre la Crisis Económica”, contó con la moderación de la periodista de la fuente económica de la fuente de Economía del diario “El Nacional”, Blanca Vera Azaf.

Prensa Fundación Espacio Abierto