Copei: Sistema biométrico no tiene ancho de banda para funcionar y traerá caos

Foto NP
Foto NP

 

El presidente de Copei, en Caracas, Antonio Ecarri, señaló que no hay ancho de banda suficiente en Venezuela para manejar el sistema biométrico, que controlará las compras de alimentos para los ciudadanos en las redes públicas y privadas del país, según un estudio del equipo técnico socialcristiano. Instó al presidente, Nicolás Maduro a desistir de la medida, a juicio del dirigente copeyano, generaría “más caos y colas”. Prensa Copei

“Imaginen ustedes al pueblo chavista de Antímano tratando de poner una huella, en un capta huellas que no funciona. Esto es más cola, más traba, más burocracia y más mercado negro”, advirtió que se podría tratar de una operación psicológica.

Asimismo, hizo énfasis en un informe de la agencia de calificación  de la República Popular China, Dagong Global Credit Rating Co, Ltd, el que catalogan a la situación económica del país como “grave”.  Advierten que la escalada de riesgos económicos amenaza la estabilidad política de Venezuela,  que el ambiente de la amortización de la deuda tiende a deteriorarse, daños a la capacidad de generación de riquezas y que esta situación llevará a la economía hacia una recesión.

“Dicen los chinos,  que en este año el déficit fiscal se proyecta sobre el 14% del PIB, estima que la deuda pública alcance 52% del PIB y posiblemente sobrepase el 60% del PIB para el 2018, dados los profundos problemas estructurales de finanzas y de economía del Gobierno”, expresó Ecarri.

Para Ecarri, es “inmoral” el racionamiento digital en un Gobierno que “se ha hecho la vista gorda frente al robo de más de 25 mil millones de dólares en Cadivi”.

“Con lo robado en Cadivi se puede alimentar a la población venezolana por tres  años y de manera gratuita. Imaginen ir a un supermercado con los anaqueles llenos y que el mercado para su familia fuera gratis: eso es lo que se robaron en Cadivi (…) el país se abastece  –aproximadamente- con 8 millardos de dólares al año, si multiplicamos eso por tres  años nos da 24 millardos”.

Los social cristianos plantearon la implementación de una tarjeta de compensación para los ciudadanos.