Precios de los alimentos están a punto de “explotar”

(Foto Reuters)
(Foto Reuters)

 

Orlando Cuica, economista, destaca los efectos de la recesión económica en un sector esencial de los hogares venezolanos: la comida. La paralización del aparato productivo y las cifras “maquilladas” de la inflación no engañan el sacudón del poder adquisitivo del trabajador, publica La Verdad.

Por Yasmín Ojeda / Maracaibo / [email protected]

Una regulación o decreto no detiene la variable de los precios de los alimentos. En aumento se registra el costo de la canasta alimentaria. Los productos bajo control tienen competidores que ya los superan. Las verduras se catapultan en más de 180 por ciento. Según el economista Orlando Cuica, hay una “tendencia explosiva”, consecuencia de la recesión económica y la falta de producción.

Basta con ir al mercado para corroborar los precios. El kilo de cebolla saltó en un año de 60 a 100, a 130 y a 180 bolívares. La verdura es la líder en el consumo nacional. Los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) indican que seis millones 775 mil 199 hogares adquieren el rubro. Desde 2010, los productores acusan las variables que afectan al campo cebollero: falta de semillas, de fertilizantes e impacto de la inflación en los costos de producción.

Orlando Cuica explica que esa “exposición” en los precios es parte de las consecuencias de una “paralización” del aparato productivo del país, “una estanflación”, lo que desencadena que “no haya producción de bienes” y se disparen los precios en medio de una “recesión económica”.

Existen aros que encadenan la economía del país y afectan la evolución de la producción de alimentos. Menciona la falta de divisas, el “maquillaje de las cifras”, la situación del Banco Central de Venezuela, la de los servicios públicos, que al final apuntan al poder adquisitivo del venezolano.

Comprar selectivamente no es obligado. Ante la falta de variedad y disponibilidad inmediata de alimentos, son los trabajadores quienes sienten los efectos “explosivos”. Las colas, esperar horas para adquirir productos y la baja del poder adquisitivo frente a una inflación abonan escenarios “impredecibles”. Entre ellos asoma “un estallido social”.

El Gobierno fija medidas. Cuica analiza el show de las acciones contra el contrabando. Cuestiona que, siendo los militares responsables de la frontera, continúe el discurso de que la salida de los alimentos a Colombia sea la causa de la escasez y el aumento de los precios de los bienes. Critica la relación de cantidades, “toneladas” de productos incautados e imágenes mostradas a los medios.