Autoridad musulmana pide al grupo extremista “Estado Islámico” que se cambie el nombre

(foto AP)
(foto AP)

La principal autoridad islámica en Egipto, a la que reverencian numerosos musulmanes en todo el mundo, lanzó el domingo una campaña por Internet con la que desafió al grupo extremista “Estado Islámico” para que deje de llamarse así.

La campaña del instituto Dar el-Ifta, que como máxima autoridad orienta a los musulmanes sobre asuntos espirituales y de la vida, se suma a la guerra verbal que han lanzado dirigentes islámicos en todo el mundo contra Estado Islámico, que controla grandes franjas de territorio en Irak y Siria.

Las acciones violentas del Estado Islámico —como ataques a tiros de gran escala, destrucción de templos chiíes, agresiones contra minorías y la decapitación del periodista estadounidense James Foley— han consternado por igual a musulmanes y no musulmanes.

El gran mufti de Egipto, Shawki Allam, dijo previamente que los extremistas infringen todos los principios y leyes del islam. Describió al grupo como un peligro para la fe musulmana en general.

Ahora, el instituto Dar el-Ifta —que Allam dirige— propondrá a la prensa extranjera que deje de utilizar las palabras “Estado Islámico” y que en el futuro se refiera al grupo como “Separatistas de al-Qaida en Irak y Siria”, dijo Ibrahim Negm, colaborador del mufti.

Esto es parte de una campaña “dirigida a corregir la imagen del Islam que se ha empañado en Occidente debido a estos actos criminales, y para exonerar a la humanidad del tipo de crímenes que desafían el instinto natural y propagan la intolerancia entre la gente”, dijo Negm según un despacho de la agencia noticiosa egipcia MENA.

“Asimismo queremos reafirmar que todos los musulmanes están contra estas prácticas que violan el principio de tolerancia del Islam”, afirmó

Por su parte, el presidente de Egipto, Abdul Fatá El Sisi, expresó su postura al respecto. En declaraciones el domingo ante directores de periódicos egipcios, el presidente afirmó que el grupo extremista es parte de un plan dirigido a “socavar al Islam como creencia”.

Agregó que el actual discurso religioso en la región solo alimenta “a las mentes que creen que matar y derramar sangre es la vía para defender al Islam”, según MENA.

AP