Diario Las Américas: Maduro militariza el control de la economía alimentaria

Foto AVN
Foto AVN

En viaje que no fue anunciado previamente, Nicolás Maduro visitó La Habana el martes 19AGO14. Su estadía en la capital cubana sólo se conoció al día siguiente, a raíz de un artículo firmado por Fidel Castro divulgado en portales web de Cuba. Se trató de la segunda reunión que Maduro sostiene con los hermanos Castro en menos de poco más de un mes. La primera cita ocurrió en Brasilia la noche del 17JUL14 en la residencia presidencial “Granja do Torto”. En secreto, la casa de campo presidencial fue puesta a disposición de Castro por la presidente Dilma Rousseff, siendo el primer mandatario extranjero en recibir tal atención. Las instalaciones de Granja de Torto, situada en las afueras de Brasilia, fueron tomadas por agentes de seguridad cubanos quienes intentaron en vano impedir la presencia de la prensa en los alrededores de la propiedad oficial.Maduro y Raúl Castro habían coincidido en la capital brasileña para una sesión con el presidente chino Xi Jinping y otros presidentes latinoamericanos, y aprovecharon la ocasión para una encerrona nocturna de seis horas. Decenas de funcionarios de ambos gobiernos estuvieron presentes esa noche de cena y reunión en Brasilia. Nunca se informó sobre lo tratado en el encuentro.

Diario de Las Américas.

En su cuarto viaje público a Cuba desde que asumió la presidencia el 19ABR13, Maduro estuvo acompañado por su esposa Cilia Flores. Según la especie de crónica firmada por Fidel Castro, la presencia de Maduro en La Habana fue una cortesía con motivo del reciente aniversario del dictador cubano, durante la cual se habría tratado la operación publicitaria que el gobierno de Venezuela adelanta en apoyo al “pueblo mártir de la Franja de Gaza”. El artículo de Castro explicó que la visita de Maduro era parte de “un viaje al exterior relacionado con la defensa de importantes intereses petroleros de su país”. Esta versión del viaje de Maduro no recibió ninguna explicación oficial en Venezuela. Se desconoce las razones, el lugar, los interlocutores y los temas que habría tratado Maduro en su secreto viaje en materia petrolera. Maduro, ya en Caracas, se limitó a justificar su viaje a Cuba como un compromiso social de visitar a Castro con motivo de su cumpleaños.

*****

A pocas horas de su regreso de Cuba, Maduro desmintió definitivamente a quienes han pronosticado reformas de tipo “liberal” en Venezuela. Con fuerte intervención militar, el régimen chavista se dispone a incrementar el control del aparato económico, hasta ahora ejercido a nivel de empresas y que será extendido hasta el consumo personal.

*****

Con la excusa de evitar sobreprecios y desabastecimiento, el gobierno de Hugo Chávez estableció un sistema de controles de toda la cadena de producción, desde la importación hasta la colocación de los productos en los estantes de los supermercados. Las empresas productoras de alimentos y una larga lista de productos no sólo “de primera necesidad”, deben contar con permisos oficiales para realizar entregas a sus clientes. Cada cargamento debe ser aprobado, especificando el producto, la cantidad, fechas y horas de traslado, entre otros datos. La circulación y distribución de esos productos en las diversas regiones, estados, ciudades y establecimientos comerciales, depende de permisos oficiales. El control de la circulación de productos en todo el país está en manos de las Fuerzas Armadas. En los últimos dos años, el gobierno limitó y luego prohibió la entrega de productos a empresas mayoristas, destruyendo la cadena de mercadeo que surtían minoristas de zonas populares, surgiendo un mercado negro de productos de primera necesidad que se sumó al creciente desabastecimiento. Además, establecieron restricciones para el despacho de productos a estados con gobernadores opositores, coincidentemente en zonas fronterizas. Mediante su sistema de controles, el gobierno privilegió la venta de productos en cadenas de supermercados, públicos y privados, los cuales desde el 2013 se ven colmados de clientes muchos de ellos que residen en barrios distantes. Ahora, Maduro anunció la imposición de lo que denomina un “sistema biométrico para la compra en supermercados”, nombre eufemístico para referirse a un esquema de racionamiento para limitar la cantidad de productos y la periodicidad de compras de cada ciudadano.

*****

El régimen venezolano se propone mantener su férreo control del sistema cambiario, ejecutando directamente las importaciones de los más diversos productos, manteniendo subsidios generales, con crecientes límites en cantidad y variedad disponibles. La respuesta de Maduro a los inevitables mercados negros ha sido la militarización a manos del jefe castrense de mayor rango y jefatura operativa. Como si se tratara de una confrontación bélica, en los últimos días el general en jefe Vladimir Padrino, Jefe del Comando Estratégico Operacional, se ha hecho fotografiar supervisando detonaciones de trochas fronterizas e incautaciones de productos alimenticios en alcabalas.