Tomás Guanipa: Cazahuellas es una medida inconstitucional y humillante para el pueblo

TOMAS GUANIPA

Desde el centro comercial El Varillal de la parroquia Cecilio Acosta de Maracaibo, el diputado a la Asamblea Nacional (AN) Tomas Guanipa, se pronunció en contra del sistema biométrico que desde la semana pasada se usan en los establecimientos de venta de alimentos en el Zulia. El secretario general de Primero Justicia (PJ) manifestó que es una medida inconstitucional y humillante para el pueblo. Instó a rechazar la instalación de las llamadas captahuellas para comprar alimentos. NP

Guanipa enfatizó que el sistema biométrico es una demostración clara de que el Gobierno no tiene otra forma de resolver los problemas del país que el ejerciendo el control de todo. “Es evidente que no saben cómo enfrentar la crisis económica que está viviendo le pueblo. Este es un mecanismo de control sobre los ciudadanos que lo único que genera es más daño y corrupción, y está destinado al fracaso. El Gobierno no está para distribuir miseria, sino para generar riquezas y distribuir el dinero y las oportunidades a todos los venezolanos por igual”.

Consideró que esta medida tiene que ser una razón para luchar y para generar un cambio que permita que los venezolanos tengan un Gobierno que sí respete a su pueblo. “Hay que avanzar en un clima distinto al que estamos viviendo. No más racionamiento ni persecución contra el venezolano, no más control contra un pueblo que tiene derecho a escoger que come, que toma y de qué forma se alimenta. Al Gobierno le decimos que estamos en las calles para impedir que las captahuellas sean implementadas y al pueblo venezolano, lo instamos a organizarse para que detengamos el avance de la cubanización de este país”.

Sentenció que todos tienen el derecho y la obligación de oponerse a esta medida. “Estamos recorriendo el país, cada sector, barrio y centro comercial donde exista un supermercado; para decirle al pueblo que por ninguna razón debemos aceptar tanta humillación. Es insólito que específicamente a los zulianos se les catalogue de contrabandistas por no tener que consumir dentro de su estado. El Gobierno ha acabado con la producción nacional y también con los dólares para comprar fuera de Venezuela lo que necesitamos, pero es el pueblo el que paga las consecuencias de tanta ineficiencia. ¡Esto es insólito!”.

Con respecto al cierre de la frontera, el diputado enfatizó que es “increíble” que el Gobierno anuncie que ha cerrado 62 trochas en dos o tres días. “Eso es muestra de que conocen bien donde estaban y quienes utilizaban esas trochas. Saben perfectamente quienes permiten que pasen los alimentos de un lado para otro. No es más que la Guardia Nacional y el Ejercito Venezolano. Si es así ¿porque es el pueblo el que tiene que pagar los platos rotos del contrabando? Es el mismo Gobierno el que promueve desde las fuerzas oficiales el contrabando que está ocurriendo en la frontera del país”.

Falta de Producción

El justiciero sentenció que desde hace mucho tiempo Venezuela no produce lo que consume producto de las erróneas expropiaciones del Gobierno. “El Gobierno calificó las expropiaciones como una medida para defender la soberanía alimentaria, pero al final destruyeron todo el aparato productor de alimentos. Venezuela hoy tiene que comprar maíz en México, los granos en República Dominicana, la carne en Nicaragua y nada de lo que antes exportábamos, hoy se exporta. Es ridículo que el Gobierno saque un decreto para decir que no podemos exportar, cuando aquí no se está produciendo absolutamente nada. Esa es la razón por la que hoy quiere distribuir la miseria a través de una captahuellas”.

El diputado aseguró que la propuesta de PJ es lograr un país donde se pueda producir lo necesario para el consumo y abandonar la economía de importación. Manifestó que han propuesto ante la AN una ley de producción nacional que permita que los venezolanos puedan invertir en sus propias tierras. “Esa es una lucha que tenemos que dar. Todos los venezolanos podemos aportar al desarrollo del país, pero no lo podemos hacer con un Gobierno que siente como enemigo todo aquel que produce algo. Tenemos que luchar por ser un país que abastezca a su pueblo con todo lo que produce”.