Techos caídos, filtraciones y aguas negras denuncian en el Hospital de Niños

VPDSC_0013

Un grupo de médicos, enfermeras y pacientes protestaron hoy nuevamente a la entrada del Hospital de Niños “José Manuel de los Ríos” por las malas condiciones de infraestructura en ese centro pediátrico, el más antiguo de Caracas.

Los manifestantes pidieron no enviar fotografías a los medios puesto que hace dos meses el director de ese centro asistencial fue despedido por encabezar una protesta en reclamo por la situación del hospital.

Al acecho por personal de seguridad, el grupo salió con pancartas y megáfono en mano para expresar su malestar por los problemas que afectan la capacidad de atención a los pacientes.

“Techos caídos, filtraciones, goteras, aguas negras forman el inventario que desde el año pasado hemos  venido denunciado”, protestó el odontólogo y profesor de la Universidad Central de Venezuela, Saúl Bermúdez.

Explicó que las tuberías o sistema hidráulico fueron instaladas hace 55 años; presentan graves daños y solo ha recibido algunas refacciones que contrarían las recomendaciones de sustituirlas.

Crisis asistencial

El Hospital de Niños, fundado el 2 de febrero de 1937, en la Avenida Vollmer, parroquia San Bernardino del municipio Libertador, es un centro de salud público en el área de pediatría.

Recibió su nombre en honor a José Manuel de los Ríos, médico y escritor venezolano considerado el precursor de la pediatría en el país y quién falleció en 1914.

Bermúdez dijo que los problemas del Hospital J.M de los Ríos parece más bien ser la regla en el sistema asistencial venezolano.

“Falta de personal de enfermería, abastecimiento de insumos y fallas de materiales de limpieza  completan los problemas del hospital”, agregó el dirigente gremial.

“El año pasado, luego de cinco años en construcción, se inauguraron siete nuevos quirófanos, pero solo dos funcionan debido a la falta de anestesiólogos y por esa razón más de cuatro mil pacientes esperan por cirugía.

“El área de infectología, donde son tratados niños con VIH, tuvo que ser desalojada a principios de este año porque el lugar se inundaba de aguas negras, sostuvo.