Testigos del caso Raúl Emilio Baduel y Alexander Tirado confirman que la protesta fue pacífica

Foto Prensa Voluntad Popular
Foto Prensa Voluntad Popular

En la continuación del juicio del Estado contra Alexander Tirado “El Gato de Aragua” y Raúl Emilio Baduel se ratificó con la declaración de los testigos, que la manifestación en la que resultaron detenidos fue pacífica, multitudinaria y respetuosa del Estado de Derecho, dentro de los parámetros constitucionales y cargada de contenido social.

Teresly Malavé, abogada defensora de “El Gato” Tirado y Baduel afirmó que en la audiencia los testigos promovidos por la parte acusadora, solo pudieron asegurar que los manifestantes tenían en su poder cruces de madera de aproximadamente 84cm con consignas como “no más muertes” “paz y libertad” y “liberen a los estudiantes”, sin lograr ubicar en poder de los acusados ningún otro artefacto, artificio o material inflamable.

Recordó que nuevamente quedó en evidencia que en este caso los funcionarios separaron la causa, debido a que Baduel fue detenido junto a 3 mujeres y un menor de edad que se encontraba con una cámara, mientras que “El Gato de Aragua” Alexander Tirado fue capturado de manera independiente. Sin embrago, los juzgan como si hubiesen sido detenidos en el mismo procedimiento.

Malavé alegó que existen esperanzas de libertad pues, el equipo de defensa de estos jóvenes se encuentra blindado con argumentos irrefutables, ya que existen fotografías y videos donde se demuestra su inocencia, quedando en evidencia de lo que es capaz este gobierno al utilizar a funcionarios policiales para perseguir a los ciudadanos que piensan diferente al régimen”.

Apoyo irrestricto a los estudiantes

Ana Karina García, dirigente del Frente Universitario de Voluntad Popular, dijo que el movimiento estudiantil exige la liberación de los estudiantes en todo el país, asegurando que lo ocurrido a Tirado y Baduel es una demostración del miedo que le tiene este gobierno a la credibilidad que poseen los jóvenes, quienes siempre dicen la verdad, si tapujos ni censura. Prensa Voluntad Popular