12 ideas tóxicas que debes abandonar para vivir mejor

Captura-de-pantalla-2014-09-08-a-las-15.34.35

Una de mis frases es “¡Cambia tu forma de pensar, cambia tu vida!”. El problema es que la mayoría de la gente ni siquiera se da cuenta de sus pensamientos negativos. Con información de Upsocl

Aquí les presentamos una lista con los pensamientos tóxicos más comunes que deberíamos eliminar de nuestra mente para tener una vida mejor.

1. Pensar que eres una víctima.

No eres una víctima. Simplemente deja de culpar a otra gente de tus problemas. Sólo porque no te guste dónde estás, no significa que no puedas asumir la responsabilidad de producir cambios que mejoren tu posición. Deja de lado la idea de ser una víctima porque no te ayuda en nada. En realidad, esa idea se convierte en un obstáculo para lograr el éxito. Date cuenta de que tú y solamente tú eres responsable de tu destino.

2. Pensar que puedes cambiar a la gente.

No puedes. Tuve que aprender eso de la manera más difícil. Hubo un momento en mi vida en el que pensaba que podía “motivar” e “inspirar” a la gente para que hiciera lo mejor para ellos mismos. Me llevó un tiempo darme cuenta que los únicos que pueden hacer cambiar a la gente es la gente misma. Si no quieren cambiar, o no saben cómo, entonces todos tus esfuerzos son en vano. Por lo tanto, no te preocupes por la gente. Si no te gustan tal cual son, entonces tienen la capacidad de elegir no estar cerca de ellos. Pero no tienes el derecho de cambiarlos.

3. Pensamientos que constantemente se resisten a las cosas tal como son.

Puedes cambiar algunas cosas. En realidad, hay MUCHAS cosas que puedes cambiar. Puedes perder peso. Puedes encontrar un trabajo mejor. Puedes volver a la escuela. Puedes trabajar en tu matrimonio. Pero hay algunas cosas que no puedes cambiar. Esas cosas son simplemente “lo que son”. No puedes cambiar el hecho de que tu jefe sea un tonto. No puedes cambiar el hecho de que tienes que pagar el alquiler o la hipoteca. Pero si puedes dejar de resistirte. Resistirse a lo que no se puede cambiar es nada más que una fuente de frustración y te deprime. Por lo tanto, cambia lo que puedas y acepta lo que no puedes cambiar.

4. Pensar que “la hierba siempre es más verde en otro lugar”.

“Si hubiese sido tan bella como esa chica, hubiese sido feliz”. O “Si fuese tan rico como ese tipo, sería feliz.” Esa clase de pensamientos no son verdad. Sólo porque creas que algo es más fácil para alguien, no significa que sea verdad. Quizás la chica tan bella provenga de un hogar en el que la maltrataron y no puede ordenar su vida. Y quizás el tipo tan rico pase tanto tiempo en el trabajo que nunca pueda ver a su familia. La hierba no es siempre más verde del otro lado. Aprende a disfrutar la hierba que tienes. Es tu hierba. Ámala.

5. Tener expectativas acerca de otras personas.

Las expectativas pueden ser mortales para la felicidad, aún cuando pienses que tus expectativas están dentro de los límites de lo razonable, como tener un compañero de cuarto o un esposo que haga su parte en las tareas rutinarias de la casa. Sólo porque tú lo esperes, no significa que ocurrirá. Date cuenta que tus expectativas surgen de tus experiencias personales y de tus preferencias. No son necesariamente la prioridad de otros. Seguramente no te gusta que alguien espere que hagas cosas que no quieres hacer, por lo tanto no impongas a otras personas tus expectativas. Si no te gusta su comportamiento, acéptalo o sigue tu camino.

6. Pensar que tener a tu media naranja completará tu ser.

Si no te sientes una persona completa, tener una pareja no te completará. Además, pondrá mucha presión sobre la otra persona para tratar de “hacerte feliz”. Necesitas ser feliz por ti mismo sin nadie más. Tener a tu media naranja no te debe hacer sentir más feliz. Solamente tú puedes hacerte feliz.

Más tips en Upsocl